6 bosques donde disfrutar de la magia y los colores del Otoño Alicante / Andalucia / Aragon / Castilla La Mancha / Navarra

¡Nos encanta el Otoño! Los bosques toman una magia especial, caminar a su abrigo mientras los tenues rayos del sol otoñal se filtran tímidamente entre las hojas, dejarse embriagar por ese aroma fresco del rocío de la mañana, los caminos se cubren de una densa capa de hojas formando un extenso tapiz que cubre el bosque entero y lo árboles, lo árboles pintan con sus hojas ocres, naranjas, rojas y violetas una paleta de colores con la que la naturaleza pinta su mejor obra del año.

bosques otoño españaDesde luego, fuera de nuestras fronteras y muchas veces incluso dentro de ellas, España no es conocida por sus frondosos y extensos bosques de abedules, hayas, arces y abetos. Así somos los españoles, nunca valoramos lo nuestro y alabamos lo de los demás. Pero si uno se pone a explorar, a recorrer nuestros valles y a ascender nuestras montañas caerá en la cuenta de lo enormemente subestimada que tenía nuestra geografía.

1- Selva de Irati en Navarra

bosque otoño navarraEl segundo bosque de hayas y abetos más extenso de Europa después de la Selva Negra de Alemania, ¿increíble verdad? ¿Y qué tal si os digo que además España es el segundo país detrás de Suecia con mayor masa forestal? Hay que empezar a valorar lo que tenemos y sobre todo a darle el cuidado que se merece. La Selva de Irati se encuentra en Navarra y es tan extenso que llega más allá de nuestras fronteras.

selva de irati otoño navarraEs un gran pulmón, más de 17000 hectáreas de bosque caducifolio que se conserva practicamente virgen desde el principio de los tiempos. La mejor forma de visitar la Selva de Irati es a través de la ruta del Bosque de Zabaleta que nos llevará hasta el embalse de Irabia. Una ruta maravillosa, quedaréis irremediablemente hechizados por su magia ancestral. Una ruta para hacer una y mil veces, a la luz del sol o bajo una gran cortina de agua.

2- Valle de Ara en Aragón

Si existe un lugar donde los macizos pirenaicos cobran mayor esplendor, es Aragón. Tierra de mitos y leyendas, de brujas y de seres legendarios, de dioses vengativos que desde los glaciares a más de tres mil metros de altitud  lanzaban rayos y tormentas creando poderosas tempestades. Desde antiguo las gentes del Pirineo han vivido en armonía y comunión con la abrumadora naturaleza que les rodeaba.

bosque otoño valle de ara aragonLos bosques en el valle de Ara sobreviven como pueden a un clima hosco, los que sobreviven crecen altos y fuertes cubriendo todas las faldas de las montañas. Es un valle frondoso, de altas cumbres y de fríos ríos que harán que disfrutéis del Otoño como en pocos lugares.

3- Valle de Benasque en Aragón

El mayor valle del Pirineo, el reino del Aneto. El más alto, el más abrupto y el más salvaje de todos. Un valle aislado en el que sus gentes se creían solas en el mundo, un lugar en el que con las primeras nieves y hasta bien entrada la primavera quedaban incomunicados, apartados de lo que acontencía en el resto del mundo.

bosque de otoño benasque aragonEn el valle de Benasque la tradición gira entorno al Turbón, donde según se asegura, al retirarse las aguas del Diluvio Universal, el Arca de Noé embarrancó aquí y Noé exclamó “ya turba l’arca” de ahí su nombre. Muchos son los lugares para poder disfrutar de la magia del Otoño en Benasque, los bosques se extienden colmando lo más recónditos lugares bajo colosales montañas cubiertas de blanco.

bosque otoño pirineo aragones

4- Serranía de Cuenca

La serranía de Cuenca es la gran desconocida, un oasis en la llanura castellana donde en medio de interminables campos de cultivo ha sobrevivido inerte un gran valle. Tal vez fuera su difícil acceso, por sus estrechos cañones o porque sus gentes sabían que este lugar tenía algo que debía ser preservado, un tesoro que debía ser custodiado celosamente y que así han sabido mantenerlo.

bosque otoño serrania de cuenca y nacimiento rio cuervoEl parque natural del Hosquillo y Nacimiento del río Cuervo es un lugar especial, donde esa magia se ve en cada rincón, donde el bosque crece libre y salvaje colmando todos los rincones hasta que de pronto, al llegar a lugares como los Callejones de las Majadas o la Ciudad Encantada  se abre y deja paso a extrañas formaciones rocosas cinceladas a viento y lluvia y veneradas desde antes de que el hombre fuera hombre.

5- Parque natural de Cazorla

Una sierra vasta y exuberante al sur del país, otro oasis en medio del desierto en las estribaciones de la mayor montaña de la península. Aunque la mayor parte de la flora no es de hoja caduca, si que encontramos salpicando la serranía en lugares sombríos algunos bosques que en los últimos meses del Otoño, cobran de manera excepcional y durante un breve periodo de tiempo los colores del cobre.

bosque otoño cazorla laguna de valdeazoresUno de estos lugares mágicos lo encontramos entorno a la laguna de Valdeazores, donde el sol casi no alcanza y las nieblas son una constante, donde los arroyos se pierden entre los árboles y donde más que en ningún otro lado, los animales viven salvajes por doquier.

6- Carrascal de la Font Roja en Alcoy

De vuelta a nuestra tierra, no podemos olvidarnos del Carrascal de la Font Roja en Alcoy, un lugar que es toda una joya para los alicantinos, un parque que aunque pueda quedar ensombrecido ante tales maravillas naturales de otras regiones a nosotros nos llena de orgullo. Es un delicado ecosistema que se ha abierto paso ante la incredulidad de los expertos aferrándose a la vida y que hoy día es lugar de peregrinación.

bosque otoño font roja alcoy alicanteDebido a su orientación y a su altitud por encima de los mil metros encontramos grandes extensiones de bosques de fresnos, arces y tejos, todo esto protegido por una gran alfombra de carrascas y matorrales que le dan la sombra y la humedad necesaria para salir adelante. Y es que, muchas veces, no hace falta ir tan lejos para ver tan hermosos lugares.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.