Edimburgo a fondo, que ver en la Old Town Escocia / Europa

Edimburgo es una ciudad fascinante, cada oscuro rincón, cada calle empedrada, cada edificio ennegrecido por el carbón de la Revolución Industrial, tanto cada frondoso parque como cada bosque urbano, cualquier lugar… respira historia. Un paseo por su casco antiguo te transporta a la Edad Media, al girar la esquina estás en el siglo XIX en plena Revolución Industrial y al cruzar la esquinar te topas de bruces con el más vanguardista siglo XXI. Caminas por sus calles y enseguida te das cuenta la gran ciudad que fue antaño, la Atenas del Norte, así se le llamaba.

El origen, aunque incierto, parece estar en la construcción de un fuerte en lo alto de la montaña conocido como el fuerte de Edwin; pero no pasó a convertirse en una ciudad hasta el siglo XII, cuándo fuera de sus muros empezaron a construirse casas.

fuente castillo de edimburgoLa capital escocesa se caracteriza sobretodo por su arquitectura, y es que, ha sabido cuidar muy bien su estética. Mantiene su carácter medieval con la energía de nuestros días, es una ciudad para los jóvenes, en las que hay cientos de cosas para hacer, la oferta cultural es enorme. Los pubs, los museos, los parques, Edimburgo es una ciudad con mucho que ofrecer. Es una de las grandes capitales europeas y seguro que te enamorará. 

Nada mejor para conocer una ciudad y todos sus secretos que haber vivido allí durante un tiempo, Edimburgo es una de las ciudades más bonitas que conozco y fue nuestro hogar durante un año en el que vivimos, trabajamos y disfrutamos como unos escoceses más. ¿Os animáis?

Después de leer este post, si todavía no has venido, desearás venir y si ya has estado, desearás volver. Debido a la gran cantidad de información que tenemos sobre la ciudad, hemos decidido dividir la entrada en dos partes; esta estaría dedicada a la Old Town, o sea el casco histórico; y la otra entrada a la New Town y los barrios de Dean Village. 

Edimburgo es una ciudad de un tamaño mediano, por lo que para ver los lugares más turísticos, con un par de días es suficiente; y es que esto es lo que la mayoría de la gente dispone en una escapada de semana santa o navidad.

En este post empezaremos por los lugares más comunes y que son prácticamente imprescindibles pero, profundizando mucho más y mostrando lugares que mucha de la gente que vive aquí ni siquiera conoce.

El primer lugar de nuestra guía es, y como cabía esperar, la conocida Old Town o ciudad vieja. El casco antiguo de Edimburgo, comenzó a crecer fuera de las paredes del castillo, colina abajo, hasta llegar a donde hoy en día está el palacio de verano de la reina de Holyrood

royal mile edimburgoLa gran avenida que baja y conecta el castillo con el palacio recibe el nombre de la Royal Mile y es la calle más famosa de Edimburgo; como curiosidad debéis saber que, su longitud es de 1,8 km y que es el equivalente a una milla escocesa, hoy día en desuso. A diferencia del resto de Europa y aunque oficialmente usen el sistema métrico decimal desde los años 90, en el Reino Unido siguen utilizando yardas y millas británicas.

Castle hill y el castillo de Edimburgo

10446131_10203414153767002_3524374226264166241_oLa Royal Mile está dividida en cuatro partes diferenciadas, empezando por la parte más alta que es Castle Hill.

Durante el mes de Agosto se celebra en Edimburgo el Fringe, es un festival internacional de música y teatro conocido mundialmente y que cada año acoge a millones de turistas de todo el mundo. La ciudad se llena de artistas y en cada esquina encontraréis actuaciones, músicos callejeros, gente disfrazada… en fin, veréis la ciudad en su máximo esplendor.

castillo edimburgo nieblaEn la gran explanada que hay frente al castillo se monta todos los años una enorme grada donde podréis asistir al concierto del Edinburgh Military Tatoo todas las noches de Lunes a Sábado. Podéis obtener más información sobre  precios y fechas en su página oficial Military  Tatoo Edinburgh.

soldados escoceses con falda kiltEn este video podréis ver una de las actuaciones interpretando The Gael de la  banda sonora del Último Mohicano. Por si la propia banda de música ya fuera poco, la entrada en solitario del violinista es sencillamente espectacular, pero cuando las gaitas comienzan a silbar, esa ya es otra historia. Es una de las mejores vivencias a nivel musical que conoceréis. 

En cuanto a la entrada al castillo; yo no soy muy de recomendar la visita a la mayoría de los castillos, ya que aunque impresionantes por fuera, por dentro suelen defraudarme. Pero, en este caso, el castillo de Edimburgo es diferente. Dentro de sus murallas hay una pequeña aldea, una iglesia en lo alto de la colina y un museo militar. El precio es un poco elevado, pero en Escocia hay que pagar en todos sitios; podéis comprar las entradas en su página oficial Tickets Edinburgh Castle.

vista castillo de edimburgo desde princessEl castillo de Edimburgo se erige sobre un promontorio desde donde se domina toda la ciudad, este lugar se conoce como Castle Rock y es un antiguo volcán extinto ya hace más de 700 millones de años. Como hemos comentado anteriormente, los primeros restos arqueológicos de la ciudad aparecieron en esta zona donde se cree que existía un pequeño fuerte. Aunque no fue hasta el siglo XII cuando realmente empezó a construirse el castillo y a partir de ese momento la ciudad.

interior castillo de edimburgoLa visita al castillo se puede alargar todo lo que uno desee ya que en su interior se encuentran numerosas exposiciones y museos. Nada más atravesar la enorme explanada y dirigirnos a la entrada principal dos estatuas nos dan la bienvenida, a un lado William Wallace, conocido noble escocés que luchó contra los ingleses por la independencia de Escocia y en el otro, Robert the Bruce, el más importante rey de Escocia que liberó a su país de la tiranía del rey Eduardo I de Inglaterra.

militar a caballo castillo de edimburgoLo primero que sorprende y que hace del castillo una visita obligada, son las vistas de toda la ciudad. Desde sus terrazas tendremos una imponentes vistas de toda la New Town, Carlton Hill e incluso del Fith of Forth.

vistas castillo de edimburgo

traje de gala esocesEl interior del castillo de Edimburgo es un gran museo, podemos encontrar una exposición de armas y uniformes militares de los soldados escoceses desde la Edad Media hasta nuestros días. Sables, fusiles y trajes de gala con los famosos kilts (faldas escocesas) son solo algunas de las cosas que podréis encontrar en esta parte del museo.

Aunque el punto más fuerte del castillo es el lugar donde se guardan las joyas de la Corona y la Piedra del Destino donde durante siglos los reyes escoceses prestaban juramente en su coronación. La Piedra del Destino ha sido motivo de controversia entre Inglaterra y Escocia desde que en 1296 el rey Eduardo I de Inglaterra se la llevara a Londres. En 1950 unos jóvenes escoceses la robaron de la abadía de Westminster y tras deambular durante varios días arriba y abajo se cayó y se partió hasta que regresó de nuevo a Londres. En 1996 el gobierno inglés la devolvió como acto de conciliación.

cañones castillo de edimburgoEn la parte más alta del castillo encontraréis el edificio más antiguo de todo Edimburgo, se trata de la capilla de Santa Margarita y data del año 1130. Como curiosidad, en el siglo XVI se utilizó como almacén de pólvora, y es por eso por lo que tiene el techo abovedado. La capilla fue levantada en honor a la madre del rey David I, santa Margarita de Escocia.

capilla santa margarita edimburgo

  Desde la explanada donde se encuentra la capilla de Santa Margarita también hay unas muy buenas vistas de toda la ciudad y si os asomáis por uno de los lados veréis abajo un pequeño jardín que es un cementerio de animales. Todo un detalle de los militares que tienen un lugar precioso donde enterrar a sus fieles compañeros.

cementerio de animales castillo de edimburgo

Si descendemos por la Royal Mile desde el castillo, encontraremos a mano derecha una destilería de Whisky. Hay que decir que esto poco tiene que ver con las destilerías que existen en las Highlands, así que mejor no entrar ya que es algo hecho exclusivamente para los turistas y no merece en absoluto la pena.

royal mile the wisky experienceJusto enfrente hay una típica tienda de souvenirs de productos escoceses que te sorprenderá enormente, es un enorme centro comercial de mas de cuatro plantas en los que podrás comprar desde el típico Kilt escocés hasta una gaita de mas de 300 Libras, vestirte con ropas de época, comprar algún recuerdo… si sale un mal día, no lo dudéis. Su nombre, Tartan Weaving Mill. Otros dos lugares de interés es la Camera Obscura que destaca sobre todo porque ofrece unas bonitas vistas desde lo más alto y, The Witchery, un restaurante de comida tradicional, pero de calidad-precio poco aceptable.

Más abajo encontramos una antigua iglesia reconvertida hoy a un palacio de exhibiciones conocido como The Hub, aquí podréis tomar cafe en un lugar contemporáneo y de estilo victoriano. Lo más importante es que a la entrada encontraréis gran cantidad de panfletos sobre espectáculos en la ciudad.

the hub edimburgo

Grass Market y Victoria Street

casas de colores victoria streetAntes de seguir descendiendo por la Royal Mail, justo en la plaza donde se encuentra The Hub, un callejón a nuestra derecha desciende junto a una iglesia, este nos lleva a una balconada desde donde podremos ver VictoriaStreet, una de las calles más importantes de todo el casco antiguo. La calle baja en cuesta entre edificios con las fachadas de colores hasta encontrar Grass Market, una gran plaza con un montón de pubs y restaurantes y donde los fines de semana por las mañanas hacen un mercadillo de productos de granja. Quizás sea un buen momento para dar un bocado en uno de estos pubs, como en The Beehive Inn donde podréis disfrutar de un delicioso Butter Chiken muy típico del Reino Unido. Además si hay fútbol veréis a los hinchas del Hearts, el equipo de aquí, bebiendo pintas con sus tradicionales Kirts.

grass market edimburgo

Tras la huella de Harry Potter

No me voy a extender mucho hablando de la relación entre Harry Potter y su autora J.K.Rowling con la ciudad de Edimburgo pero ya que estamos en la zona quizás os interesará saber que antes de llegar al cementerio de Greyfriars hay una cafetería, The Elephant House, donde la escritora se sentaba a tomar té mientras escribía su famosa saga de fantasía. La cafetería es muy bonita y está decorada con temática de elefantes. En los baños veréis como las paredes están firmadas hasta el techo de fans en expresando su gratitud a Rowling por haber creado semejante obra.

the elephant house harry potterPero no acaba aquí la cosa, cuando os acerquéis a visitar el cementerio del perrito Bobby recordar que ahí también se filmó una escena de lucha de Harry contra Voldemort.

Detrás del cementerio hay un colegio que seguro que os recuerda mucho a Howgarts. Es el colegio en el cual la escritora se inspiró para situar su novela mientras paseaba en busca de ideas bajo la lluvia en las tardes de invierno cuando aún era pobre.

colegio hogwarts harry potter edimburgo

Bobby y el cementerio de Greyfriars

tumba bobby greyfriars edimburgoVisitar un cementerio en Escocia siempre tiene su encanto pero si además cuenta con una historia tan tierna como la del perro Bobby, la visita se hace casi imprescindible. Bobby era un pequeño terrier compañero del policia John Gray. Juntos patrullaban la ciudad cuidando de sus habitantes hasta que un día John murió por tuberculosis. El agente fue enterrado en este cementerio y su compañero fiel no se separó del lado de su tumba durante 14 años hasta que llegó su día. Fue el centro de atención de la ciudad durante todo aquel tiempo del siglo XVI y los ciudadanos se acercaban para ponerle comida y darle abrigo. La ciudad quiso hacer honor a semejante amistad enterrándolo junto a John Gray pero al ser un lugar sagrado la Iglesia no lo permitió. La tumba de Bobby se encuentra justo a la entrada del cementerio y todos los años recibe miles de visitas y ofrendas. Hay una estatua de bronce de Bobby en la avenida antes de llegar a la entrada principal del cementerio y un pub con su nombre. 

estatua bobby greyfriars edimburgo

Museo Nacional de Escocia

tiranosaurio museo edimburgoUna de las visitas que no os podéis perder es la del Museo Nacional de Historia Natural, lugar donde se encuentra la mundialmente conocida oveja Dolly. El museo combina una fachada clásica con otra contemporánea que conforma toda la esquina. Dentro podréis encontrar toda la historia de Escocia desde los primeros pobladores hasta la época actual pasando por la Edad Media y la Revolución Industrial.

tren museo de edimburgoAdemás suele haber otras exposiciones itinerantes de lo más interesantes y sobre todo una de las mejores salas, la de los animales del mundo. Podréis encontrar hasta el esqueleto de un dinosaurio. Como colofón, lo mejor que podéis hacer es subir a la última planta donde se encuentra la terraza y disfrutar de una magnífica panorámica de Edimburgo.

vistas edimburgo desde museo nacional

Lawnmarket y High Street

De nuevo volvemos por la avenida de George IV Bridge en diección a la Royal Mile para seguir con nuestra visita por la calle más importante de Edimburgo. A mitad de camino veréis la Biblioteca Nacional, no tiene nada especial pero si os interesa podéis echar un vistazo. Finalmente llegamos al cruce de la Royal Mile y veréis enfrente de la calle un edificio clásico con una bóveda de color verde. Ese el museo de la Moneda y en el encontraréis cosas como un millón de libras en monedas, para que veáis lo que ocupa y también lo que pesa.

Esta parte de la Royal Mile se conoce como Lawnmarket y es conocida sobretodo por la gran cantidad de pubs y por tener un museo de los escritores. Pero más que por esas cosas, a Lawnmarket se le conoce sobre todo por sus closes, estrechos callejones que os trasladarán a la ciudad más medieval. Antiguamente eran lugares insalubres llenos de maleantes y prostitutas que hoy en día han dejado paso a cafeterías, pubs y restaurantes de lo más pintorescos.

advocate close edimburgoUna de las tabernas más famosas de la zona es la de Deacon Brodie, cuenta su historia que aprovechó su oficio de ebanista para hacer copias de las llaves de las casas y así entrar a hurtadillas en casa de sus clientes, poco a poco su codicia fue aumentando llevándole a robar incluso 800 libras de un banco. Todo iba como la seda hasta que quiso dar el gran golpe formando una banda, cogieron a uno de sus cómplices que acabó delatándole. Brodie fue capturado en Holanda a punto de coger un barco para América. Fue sentenciado a muerte en una horca que el mismo había construido el año anterior. Cuenta la leyenda que el muy pendenciero llevaba un collar de plata para burlar a la muerte y que sobornó al verdugo para que le diera por muerto, otros dicen que ese día fue el último de su vida… 

taberna deacon brodie edimburgo

Mary Kings Close

En la zona de Highstreet encontraréis la mayor parte de estos callejones, uno de los ”close” más conocido sin duda, es el Mary Kings Close.

mary kings close edimburgoEdimburgo es una ciudad de arquitectura avanzada para su época. En la edad media, aquí se alzaban edificios de hasta 4 y 5 plantas de altura. Durante esta época, la ciudad vivía masificada hasta el extremo, por lo que los ingenieros de la época tuvieron que dejar volar su imaginación para solucionar el problema. Había plantas en los edificios que subían hacia arriba pero también bajaban hacia los subterráneos, de manera que una persona que viviera en la primera planta apenas veía el sol y para llegar a la Royal Mile debía subir unas escaleras. Como podéis imaginar la gente que vivía en las plantas más bajas eran las más pobres. Toda la Royal Mile está excavada por túneles subterráneos llenas de habitaciones donde la gente vivía día a día bajo tierra. Si entráis a Mary Kings Close os llevarán por un tour por alguna de estas zonas que ha sido restaurada.

Durante la época de la peste, los cadáveres de la gente que vivía en este submundo yacían apilados en todos los rincones; por aquel entonces no se sabía que la enfermedad se transmitía por una pulga debida a las condiciones de insalubridad. Las leyendas sobre estos callejones son innumerables, y como no podría ser de otra manera muchos sin quererlo se han encontrado de frente con el misterio.

La ciudad fue creciendo y todo esto quedo enterrado y fue no hace mucho cuándo se descubrió que la ciudad por abajo está agujereada como un queso de gruyere. Mary Kings Close es toda una atracción para los turistas que no os podéis perder. De todas formas no es ni de lejos el mejor, pero esto me lo guardo para un poco más adelante.

La catedral de St. Giles

david hume catedral de st giles edimburgoSt. Giles es el patrón de Edimburgo y en su honor se construyó la catedral, un magnífico edificio datado de finales del siglo XII. La catedral por dentro ha sido reformada recientemente y tiene un toque muy moderno en su bóveda central que para nada rompe la estética del edificio. Si queréis entrar, no os defraudará, sus vidrieras con gran cantidad de detalles os fascinaran, así como las banderas que cuelgan a media altura en su parte derecha. La entrada es gratuita.

catedral st giles edimburgoAunque el edificio es conocido como la catedral de Edimburgo, en realidad no es una catedral ya que carece de obispo. En el interior hay una sala de estilo gótico, se trata de la capilla de la Orden del Cardo (Thistle Chapel) construida por los caballeros de la orden del Cardo a principios del siglo XX. El cardo es la flor nacional de Escocia y la podréis encontrar en muchísimos cuadros y monumentos nacionales.

La historia de esta flor es de la época de las invasiones danesas. Las hordas vikingas desembarcaron en la costa Este de la isla por la noche, y tratando de coger desprevenidos a los escoceses se descalzaron para ir en silencio. No tardaron mucho en escucharse los alaridos de los daneses en mitad de la noche mientras atravesaban los matorrales llenos de cardos. Finalmente la invasión fracasó y esta flor se convirtió en todo un símbolo.

Junto a la catedral está la estatua del filósofo David Hume, si le tocáis el dedo gordo del pie o dará suerte en los exámenes.

Justo a la entrada de la catedral, veréis en el suelo unas baldosas con forma de corazón, esto es para los escoceses el corazón de Midlothian, y antiguamente estaba muy cerca de la prisión y era donde se ejecutaba a los prisioneros. Hoy en día la leyenda dice que si quieres volver a Edimburgo, deberás escupir en el centro del corazón, así que ¡no os sorprendáis si veis gente haciendo esto!

carcel edimburgo y corazon de midlothianEl edificio circular es lo que queda de las prisiones y se utilizaba tradicionalmente para castigar a los delicuentes, por ejemplo si alguien era sorprendido robando se le clavaba la oreja con un clavo a la pared y debía aguantar ahí 48h a la intemperie soportando que la gente le arrojara comida podrida y les escupiera. La otra opción era dar un tirón y desgarrarse un trozo de oreja para marcharse aunque quedarían marcados de por vida. Los marcados abandonaban la ciudad y se trasladaban a Leith donde la esperanza de vida no era de más de un año.

Arriba, el Unicornio, símbolo de los escoceses desde tiempos inmemorables. Si os dais cuenta está encadenado, el rey Eduardo I de Inglaterra sometió a Escocia y encadenó al Unicornio para que jamás lo olvidaran.

Parlamento de Escocia

antiguo parlamento de escocia edimburgoUn poco más abajo a nuestra izquierda esta el antiguo parlamento escocés que data de 1760, hoy en día el parlamento se encuentra al final de la Royal Mail en un edificio mucho más moderno diseñado por el arquitecto español Enric Miralles. Si cruzáis los arcos del antiguo parlamento hacia el patio interior veréis una estatua de el gran Carlo Magno y su caballo Bucéfalo; si os fijáis bien, el mayor conquistador de todos los tiempos tiene orejas de burro. Esto es debido a que el ayuntamiento no quiso pagar al escultor lo acordado y en venganza dejó ese símbolo de burla a la administración.

Aprovecho que estamos hablando del Parlamento para dar un pequeño salto en nuestro tour para viajar directamente al actual parlamento que se encuentra al final de la Royal Mile.

parlamento de escocia edimburgo

El edificio ha sido duramente criticado por la sociedad debido a una cadena de retrasos, aumentos de presupuestos y sobre todo reparaciones sin estar terminado, finalmente, y después de 10 años el parlamento escocés ha sido terminado y sus ciudadanos empiezan a admirar la obra. El edificio asemeja al paisaje escocés y su tradición pescadora. Sin duda alguna, el edificio no deja indiferente a nadie.

interior parlamento de escocia edimburgoEl interior conserva el mismo estilo modernista con cientos de tragaluces que hacen un maravilloso juego de luces en cada sala, como la entrada donde además encontramos presentes de los distintos paises del mundo al gobierno de Escocia.

hemiciclo parlamento de escocia edimburgo Finalmente, el colofón del edificio se encuentra en la sala del parlamento con su hemiciclo en forma de grada donde se discute el porvenir del país, una auténtica pasada.

Cowgate y el mundo subterráneo de Banshee labyrinth

Bienvenidos de nuevo a la zona más oscura y siniestra de Edimburgo; una vez paséis la catedral encontraréis una pequeña plaza a la derecha donde está la iglesia de Tron, desde ahí baja una avenida que es Southbridge hacia Cowgate. Antiguamente está era la zona por donde el ganado entraba a la ciudad. Al bajar hacia Cowgate que es la calle perpendicular un túnel.

cowgate edimburgoHasta hace relativamente poco tiempo nadie en la ciudad entendía por que alguien había construido ese túnel ahí, arquitectonicamente no tenía mucho sentido. Fue un día, en plena guerra fría, que un equipo de rugby de Rumanía se enfrentó al equipo local, después del partido mientras el equipo visitante lo celebraba en uno de los pubs de esta calle, uno de sus jugadores le pidió al tabernero que lo ocultase en algún lugar pues no quería volver a la URSS. En tabernero accedió y abriendo una trampilla detrás de la barra le dejó esconderse hasta que todo el mundo se hubiera ido. Por la noche el tabernero abrió de nuevo la trampilla que conectaba con el angosto habitáculo que le servía de almacén y… ¡sorpresa! ni rastro del jugador rumano. El tabernero, perplejo, bajó en su búsqueda y vio que el jugador había excavado en una de las paredes y que eso conectaba con otra habitación. Así de habitación en habitación el tabernero continuaba picando encontrándose con espacios cada vez más grandes. Cuando se corrió el rumor todos los taberneros de la zona hicieron lo propio y descubrieron que la ciudad estaba agujereada. De esta manera todos ganaron muchísimos nuevos metros cuadrados para sus locales.

esqueleto banshee labirynth edimburgoAl parecer, antiguamente había un puente, de ahí Southbridge, que tenía hasta nueve grandes arcos. Estos arcos eran utilizados por delincuentes para esconder el material de contrabando, hacer destilerías de Whisky ilegales en plena Ley Seca, y lo más macabro, para esconder cadáveres para después venderlos a médicos y universitarios, eran los Ladrones de Cuerpos.

Uno de los locales más conocidos es Banshee Labyrinth, un pub con decenas de estancias, sótanos… que han aprovechado para hacer diferentes estancias, salas de conciertos y hasta un cine. 

cine pub edimburgo

El final de la Royal Mile

Otro lugar de interés es el Childhood Museum, o museo de la infancia de entrada totalmente gratuita. En el podréis encontrar osos de peluche y muñecas del siglo XVIII, soldaditos de plomo y casas en miniatura. A diferencia de los que pueda parecer, el museo de la infancia de Edimburgo es uno de los museos más reconocidos de las ciudad y suele estar visitado tanto por sus ciudadanos como por excursiones de escolares. La entrada es gratuita y el horario de 10h a 17h.

museo de la infancia de edimburgoAl final de la Royal Mail no os podéis perder White Horse Close, un encantador callejón con una pequeña plaza en su interior que te transportará a una época de caballeros y leyendas, y es que aquí se situaban las caballerizas reales del palacio de Holyrood. La posada de White Horse Close fue muy famosa en su época.

Para encontrarlo debéis dirigiros hacia el Parlamento escocés y al pasar la iglesia de Canongate, la reconoceréis por su puerta de color rojo, lo encontraréis a vuestra izquierda. 

white horse close edimburgo Un paseo por el interior te transporta a un Edimburgo atrapado en el tiempo, pese a estar en pleno centro neurálgico de la ciudad, sus habitantes claramente llevan otro ritmo de vida. Están más que acostumbrados a la visita de turistas y curiosos por lo que seguirán con se quehaceres sin inmutarse de vuestra presencia.

casas white horse close edimburgo

Palacio de Holyrood

 palacio de holyrood edimburgo

El palacio de Holyrood es la residencia más grande de la Reina de Inglaterra en Escocia que, junto con el castillo de Balmoral, forman los dos iconos de la presencia británica en estas tierras. El palacio se sitúa justo en el extremo inferior de la Royal Mile y es un gran edificio de corte clásica con un interior barroco. El edificio tiene su origen como abadía en el siglo XII, pero no fue hasta el siglo XVI cuando realmente comenzó a utilizarse como palacio real, los reyes escoceses decidieron cambiar la residencia desde el castillo de Edimburgo a Holyrood; a partir de entonces se han celebrado muchas coronaciones y bodas reales. Entramos por la puerta principal del palacio y encontramos un impecable patio central en un edificio de planta rectangular con vistas a las habitaciones del palacio.

interior holyrood edimburgo Desde aquí accederemos a las diferentes estancias, desgraciadamente está prohibido hacer fotografías, pero durante la visita podremos observar innumerables habitaciones con diferentes tipos de decoración y varios trajes de gala. El edificio fue construido alrededor de un antiguo patio y además de las diferentes habitaciones contiene un gran salón y una capilla donde la reina Isabel II acude a rezar cuando visita la ciudad. El rey Jacobo V empezó la construcción de la torre noroeste en 1528 y que serviría un día de habitación de la reina María Estuardo reina de los escoceses.

disfraces holyrood edimburgoFinalmente llegaremos a una estancia en la que podremos disfrazarnos con trajes tipo de la corte y aquí si que se puede hacer fotos. Es bastante divertido y más aún si viajáis con niños, a lo tonto se nos fue un rato entre vestuarios.

La visita continúa en la antigua abadía, hoy en estado ruinoso, durante el siglo XVIII el tejado se hundió después de un saqueo y no se volvió a reconstruir. Hay que decir que tiene un encanto muy especial en el estado actual. La abadía fue construida por el rey escocés David I en el año 1128 que fue el mismo que mandó construir la capilla de Santa Margarita del castillo de Edimburgo, el edificio más antiguo de la ciudad. 

abadia holyrood edimburgo

Personalmente, la abadía es sin lugar a dudas lo que más me gustó de la visita. Existen muchas abadías en el mismo estado repartidas por Escocia como la de Melrose en las scottish borders. Después de visitar la abadía salimos a dar una vuelta por los jardines desde donde podemos tener una buena vista de la abadía desde fuera y de como pudo ser en el pasado.

jardines holyrood edimburgo

 

Holyrood Park y Arthur’s seat

Es el parque más grande de Edimburgo con más de 260 hectáreas de extensión, es como si los escoceses fueran tan caprichosos que hubieran querido traer un pedacito de las Highlands a la capital para poder enseñárselas al mundo y disfrutar de ellas entre semana.

arthur seat edimburgoEste gran parque te dejará con la boca abierta, tiene todo lo que cualquier excursionista con poco tiempo desearía. Es una genialidad, cualquiera desearía poder disfrutar de algo así en su ciudad, pero los escoceses son afortunados. Si os dejáis perder por sus senderos habrá momentos en los que de verdad creeréis que estáis en mitad del campo, unas lomas tapizadas de todos los tonos de verdes que cubren el parque en toda su extensión solo salpicado por la cumbre de Arthur’s Seat donde la roca se deja ver desnuda en una de sus paredes. Caminar por Holyrood es una gozada, por un lado disfrutaréis de unas inmejorables vistas de la ciudad y por el otro el Fith of Forth.

parque lago edimburgoNada mejor que acercarse un día de sol, tumbarse en su mullida alfombra y disfrutar de un buen libro; o si lo que queréis es hacer un poco de ejercicio, subir hasta el punto más elevado de Edimburgo os recompensará además con unas fabulosas vistas que no veréis desde ningún otro punto de la ciudad.

cima de arthur seatEdimburgo es la mejor ciudad de todo el Reino Unido, y con diferencia, se aleja mucho del gran ajetreo que la metrópoli de Londres es. Es una ciudad para vivirla, si estáis pensando en mudaros a algún sitio del Reino Unido, ni lo dudéis, Escocia os acogerá con los brazos abiertos. Por un año nos sentimos uno más, disfrutamos de esta tierra legendaria llena de maravillas naturales únicas en el continente. Si por el contrario estáis planeando la visita en unas vacaciones dedicarle a Edimburgo al menos dos días es algo obligado. Después, alquilar un coche, vivir la experiencia de conducir por la izquierda en las highlands, caminar bajo la lluvia, dormir acampados junto al Glencoe o escalar alguna de sus montañas.

Hasta aquí llega el post sobre la ciudad vieja de Edimburgo, muy pronto continuaremos con la ciudad más nueva que os apasionará de las misma manera, si no más.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.