Cova Tallada de Denia, el parque natural del Montgó Alicante / Comunidad Valenciana / España / Rutas

Si por algo es conocida Alicante en el mundo entero es por sus largas e interminables playas de arena blanca, playas que se extienden hacia el sur de la provincia llegando hasta los confines de su territorio. Al norte, en cambio, lo que destacan sus rocosos y altos acantilados y por el azul esmeralda de sus aguas.

Entre Denia y Jávea se encuentra uno de los parques naturales más importantes de toda la Comunidad Valenciana, el parque natural del Montgó. Dominado a 753 metros de altitud por un macizo con el mismo nombre, el Montgó es una enorme prominencia que desciende de manera abrupta hasta el mismo mar creando uno de los parajes más espectaculares de la región.

chica en acantilados montgoEn un principio teníamos pensado hacer la ruta hasta la Cova Tallada en kayak desde la playa de Punta Negra, pero el viento y las olas  hizo que pese a nuestros esfuerzos fuera imposible el avanzar. Además íbamos con un Kayak hinchable lo que lo hacía mucho más complicado, si cabe.

Tras desistir, decidimos que ya que habíamos viajado hasta Denia, quizás sería una buena idea ir a visitar la Cova Tallada caminando. Se trata de una ruta muy sencilla y muy espectacular que nos acercará hasta este curioso lugar por el borde de los acantilados del Montgó, no os preocupéis porque si vamos con cuidado no tiene mayor riesgo.

La ruta comienza en la Cala Les Rotes, un maravilloso lugar donde la roca ha formado una amplia piscina natural antes de precipitarse al mar, es un lugar perfecto para darse un baño y además hay varios restaurantes que tienen muy buena pinta y con unas estupendas vistas. Nosotros no encontramos problema a la hora de encontrar aparcamiento.

cala les rotes entre los pinosJunto a la cala Les Rotes, una calle entra hacia el interior entre chalets, el nombre de la calle e Vía Láctea… curioso ¿no? No tenemos más que seguir esta calle hasta el final, llega un momento en el que empieza a subir cuesta arriba y se hace un poco más pesada, la buena noticia es que estaremos todo el camino cobijados por frondosos árboles.

Al final del camino llegamos a un desvío de la calle principal, si girásemos a la derecha por la misma calle iríamos en dirección a la torre de Guerro, está muy cerca por lo que si vais bien de tiempo creo que merece la pena. Nosotros en esta ocasión decidimos no visitarla.

acantilados montgo desde cala les rotesLlegados a este punto, como he comentado anteriormente, debemos abandonar la calle principal y seguir un camino sin asfaltar que va paralelo a la línea de costa. Desde aquí comenzaremos a disfrutar de unas potentes vistas de la Cala Les Rotes. Unas cuantas casas desperdigadas por los bordes del acantilado se precipitan hasta el agua en un espectáculo visual de luz y color. chica cala les rotesEl camino acaba en un pequeño mirador y entonces es cuando empieza la verdadera ruta, unos empinados escalones empiezan a descender a lo largo de la escarpada montaña hasta llevarnos al borde del acantilado, abajo vemos como las olas rompen con furia en la maltrecha roca agujereada por el paso de los años. Una vez abajo aparece un pequeño sendero que nos llevará por el borde del acantilado durante todo el caminosendero hacia cova talladaAquí, pese a la acción abrasadora del mar, la vida también se abre camino, toda la ladera de la montaña está completamente forrada de un verde intenso. Pese a la gran sequía que llevamos arrastrando desde hace ya dos o tres años, sorprende como esta zona destaca por su color verde intenso. Si volvemos la vista atrás vemos como la silueta de la torre del Gerro vigila toda la costa con su peculiar forma de jarrón.

acantilados cova tallada Un poco más adelante aparecen los restos de un incendio que hubo aquí en Septiembre de 2014 que arrasó con mas de 440 hectáreas de pino y matorral. Por suerte los arbusto crecen rápidamente y han vuelto a colonizar todo el suelo. Aún así aún se pueden ver los estigmas de esta gran catástrofe. Al fondo vemos como asoma imponente el cabezo del Montgó, en el futuro volveremos por aquí para hacer la ruta completa que va por la zona alta del macizo desde donde las vistas de la costa deben ser espectaculares.el montgo Finalmente llegamos al último tramo de sendero, este cruza por una pared bastante resbaladiza y da directamente al mar, pero no hay de que preocuparse, se han colocado unas cadenas para agarrarse y pasar sin mayor dificultad. En este punto comenzamos a descender hacia la Cova Tallada, el sendero se pierde un poco de vista y hay que ir bajando por donde buenamente se pueda.   ¡OJO! Aquí existe un gran peligro que no he visto reflejado en ninguno de los blogs que he leído sobre la Cova Tallada, en la aproximación a la cueva hay que tener sumo cuidado ya que hay unos agujeros por los que bien cabe un adulto que van a parar al fondo de la cueva. Una caída de varios metros con desenlace fatal, no existe ningún tipo de señalización y es un gran peligro que no entiendo como no ha ocurrido aún una desgracia. paso cadenas cova tallada Una vez nos acercamos al borde del acantilado veremos que hay una pequeña bajada de rocas por las que fácilmente llegamos hasta el mar, aquí toca mojarse y cruzar hasta la isla que hay justo enfrente. En realidad no hay que zambullirse, pero si que hará falta meterse hasta la cintura. Tampoco viene mal después de la caminata al sol ¿no?entrada cova tallada Y por fin hemos llegado a tan ansiado lugar, ante nosotros se nos abre la cavidad de la Cova Tallada, una galería excavada en el Cabo de San Antonio tan antigua que ya los primeros pobladores la utilizaban para extraer Tosca o arenilla para la construcción de los edificios de Denia. El propio castillo sin ir más lejos fue construido con la piedra extraída de esta cantera. En una de las cavernas hay un cartel que lee:  “PHILIPUS III HISP REX CAVERNAM HANC PENETRAVIT AN MDXCIX” (Felipe III Rey de España visitó esta cueva en 1599) .

cova talladaSegún dicen las galerías alcanzas hasta los 400 metros de longitud, para explorarlas es necesario llevar linterna ya que a los 15 metros la oscuridad es practicamente completa. La cueva nos dejó fascinados, para entrar hay que tirarse al agua y cruzar a nado hasta la otra orilla, apenas 2 metros, pero las vistas de el fondo marino son una auténtica pasada.

paredes cova talladaNada más entrar nos llamo la atención como la luz entraba por varias de las aperturas y hacia que el agua resplandeciera con una luz palida por todas las paredes de la cavidad. Por otro lado, la cueva es muy poco profunda y la roca del suelo toma unos colores magenta y verde que parece como si reposaran cientos de piedras preciosas en el lecho de la cueva. Si tenéis suerte, y esto es bien difícil, no habrá mucha gente en la cueva y podréis disfrutar de la tranquilidad que se respira en el interior, las vistas al atardecer son preciosas.atardecer en cova tallada Aquí acaba nuestra visita a la Cova Tallada, una maravilla medio natural medio artificial que nos encantó, la próxima vez intentaremos llegar hasta aquí en Kayak pero informándonos primero del estado de la mar. Es una excursión muy recomendable para hacerla en familia ya que con la ida y la vuelta no son ni 4 km. Sin duda, es uno de los lugares más emblemáticos de la Marina Alta, si además de visitar la cueva os lleváis gafas y tubo para hacer snorkel sin duda contemplareis la gran riqueza en flora y fauna submarina. 

FICHA TÉCNICA
DISTANCIA: 3,07  km
DESNIVEL ACUMULADO: 168 m
TIEMPO: 30 min 
DIFICULTAD FÍSICA: Fácil
DIFICULTAD TÉCNICA: Fácil 
SUPERFICIE: Sendero
PUNTOS DE HIDRATACIÓN Y AVITUALLAMIENTO: No

tallada

DESCARGAR TRACK WIKILOC

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.