Síndrome de Estocolmo, irremediablemente cautivados Europa / Suecia

La primera vez que planificamos nuestro viaje a Estocolmo fue casi de rebote al cancelar un vuelo a España desde Escocia, teníamos planeado viajar en el mes de Octubre pero al final tampoco pudo ser y perdimos el dinero, eso sí, fue por una buena causa ya que dos de nuestros mejores amigos se iban a casar.

La segunda vez que planeamos el viaje a Estocolmo fue para Semana Santa de 2016 y cuando se acercaba el día de viajar ocurrieron los terribles atentados de Bruselas, esto nos hizo replantarnos si era el mejor momento para andar de aeropuertos y estaciones de tren. Pero, finalmente, decidimos viajar y vaya si mereció la pena.

arquitectura de estocolmoEl continente europeo ya presenta pocos secretos para nosotros, lo hemos recorrido de este a oeste y de norte a sur, hemos vivido en distintos países y conocemos a gente de casi todos los países del euro. Escandinavia, en cambio, queda tan al norte que jamás habíamos puesto un pie en aquellas frías tierras de vikingos. Siempre nos atraía la idea de viajar a Noruega y a Finlandia en búsqueda de auroras boreales, pero Suecia no entraba en nuestros planes. Al final como suele ser normal, nos vemos totalmente dependientes de las aerolíneas y en nuestro caso, cada vez quedan menos destinos por visitar y la capital sueca era una de ellas. 

chica por las calles de estocolmoEstocolmo es la capital administrativa de Suecia y su ciudad más poblada, con más de 1.700.000 habitantes, hay que tener en cuenta que Suecia es un país unos 100.000 km2 más pequeño que España y tan solo 9.000.000 de habitantes. 

La gran mayoría de la población vive en el sur del país y en las ciudades. Al norte, la única ciudad relevante es Kiruna, situada en el paralelo 67ºN, lo que quiere decir que está 1º por encima del círculo polar ártico. Un paralelo a partir del cual la realidad puede verse distorsionada y donde el hombre no está diseñado para vivir. La ciudad no llega a los 19.000 habitantes y no es para menos, con 6 meses de oscuridad completa y otros 6 meses de luz en los que el sol se limita a bailar por encima del horizonte sin llegar a ponerse nunca.

Día de los museos

Como ese día iba a ser el que peor tiempo iba a hacer, decidimos aprovechar para pasarlo visitando los museos, fue la elección más acertada.
La gran mayoría de los museos de la ciudad está concentrados en la isla de Djürgarden, por lo que es perfecto para poder visitarlos todos sin tener que ir desplazándonos de un lugar a otro de la ciudad.

tranvia de estocolmoPara llegar hasta la isla de Djürgarden se puede coger el metro en T-Centralen (Línea azul) hasta la parada de Kungsträtgarden, desde aquí podemos coger el tranvía número 7 que nos llevará hasta la isla. El precio de un billete simple de metro cuesta 36 SEK si se compra en máquina y nos permite realizar viajes ilimitados durante 70 minutos, también se puede comprar la tarjeta que es para 24 h o para varios días. El billete del tranvía solo se puede comprar en kioskos, dentro del tranvía no los venden y tampoco se pueden comprar en la máquina expendedora si no tenemos la Stockholm card.

La mejor forma para llegar es a través de la avenida que va junto al puerto, al salir de la estación de metro de kungsträtgarden, en un muy agradable paseo en el que podremos disfrutar de unas magníficas vistas de toda la bahía donde está el casco antiguo de la ciudad con su palacio real. Al final cruzaremos un puente y llegaremos a la isla.

paseo del puerto de estocolmoEl primer museo que nos encontramos nada más llegar a Djürgarden es un enorme palacio de estilo gótico donde se encuentra el Nordiska museet. Este es el museo nórdico de decoración y muebles que nos enseña el arte y el diseño escandinavo tradicional llegando hasta las últimas tendencias. A nosotros este museo, pese a la grandiosidad de su edificio, no nos llamaba nada la atención por lo que decidimos no perder el tiempo y visitar los otros.

nordiska museet en estocolmoDetrás del Nordiska museet hay un pequeño cementerio en honor a los caídos donde hay una construcción que nos atrapó por completo. No sabemos exactamente el significado, pero claramente es de inspiración vikinga. Se trata de una especie de estructura de madera con un pequeño techadito y unas campanas en lo más alto.

construcción vikinga en estocolmo

Museo Skansen

El museo Skansen, este es sin duda uno de los platos fuertes de la isla. Se trata de un enorme complejo de casas y granjas en las que podremos ver cómo era la vida más tradicional sueca. Esto es muy parecido a nuestra visita al Zaanse Schans de los países bajos. Se trata del museo al aire libre más grande del mundo y nos cuenta el estilo vida durante más de cinco siglos.

entrada museo skansenLa entrada cuesta unos 170 SEK (19 €) por persona, un poco caro nos pareció, pero cuando estás dentro la verdad es que merece la pena. Nada más entrar te dicen si quieres pagar unas 18 SEK (2 €) extra para subir con un trenecito hasta la parte alta, esto es del todo innecesario ya que solo recorre 50 metros y el desnivel no lo es tanto.

tren museo skansenUna vez dentro del parque, y si hemos optado por no malgastar el dinero, subiremos por una rampa hasta una zona en alto con unas primeras vistas de la ciudad, estamos en la terraza del Rey Óscar y este será nuestro punto de partida para conocer todo el parque.

puente de piedra museo skansenSi nos desviamos a la derecha llegaremos a una pequeña y pintoresca aldea con casas de madera, se puede entrar a a mayoría de las casas y además dentro hay gente trabajando de verdad en diversos oficios como zapatero, haciendo muebles… Esta parte del museo está muy conseguida e incluso mientras caminamos por sus empedradas calles se nos cruzó un gallo con dos gallinas.

calle de pueblo en skansenUn poco más adelante hay como una gran explanada con un auditorio donde imagino que se dará algún concierto o se representarán obras de teatro. En ese momento no había ninguna actuación por lo que pasamos de largo y nos dirigimos hacia el siguiente punto de interés.

casa tradicional sueca en skansenMientras caminamos vamos observando las edificaciones que van apareciendo y, cada vez más, parece que nos hayamos trasladado a una zona rural del país. Al parque no le falta detalle, encontramos dos molinos de madera tradicionales para moler el trigo (del mismo tipo que los típicos holandeses) y junto a ellos un granero.

trabajo tradicional skansen en estocolmoA partir de esta zona en adelante la mayoría son construcciones aisladas con corrales donde podremos pasar el rato viendo cómo viven los animales de granja. Hay de todo, un cerdo, gallinas, vacas, caballos, ovejas… dista mucho de los zoos, aquí los animales se les ve felices y llevan una buena vida.

oveja negra en skansenEn cambio en la zona norte del museo si que existe un zoo, propiamente dicho, donde podremos encontrar todo tipo de especies de animales como focas, osos, lobos, bisontes y alces. Me parece una aberración tener que darle a un animal salvaje una vida de confinamiento lejos de su hábitat para que nosotros podamos verlos durante unos minutos. Ni siquiera nos acercamos por allí.

boma de agua en skansenOtro de los lugares que más nos gustó del poblado fue su iglesia, una típica iglesia de estilo nórdico construida en madera con unas cuantas tumbas de piedra diseminadas por alrededor. Parecía una maqueta perfecta, y muy conseguida, así que decidimos ver lo que había en su interior. Lo que vimos nos dejó alucinados, la iglesia por dentro… ¡era una iglesia! Todos los bancos estaban perfectamente ordenados mirando hacia el modesto altar, allí una mujer sentada cuidaba de todo, la gente pasaba ante el Cristo crucificado y se santiguaba. Y junto a la puerta de salida y en lo alto una pequeña balconada a modo de teatro desde donde seguir la misa. Realmente allí se dan misas de verdad, nos quedamos del todo sorprendidos.

interior iglesia skansen estocolmoResulta que Skansen no es un simple parque de atracciones donde se ha reconstruido a tamaño real una maqueta de un pueblo tradicional, en realidad, los edificios que allí se encuentran estuvieron en algún momento en otro sitio y lo que se ha hecho ha sido desmontarlos en su lugar de origen y volver a montarlos aquí. Han traído un trozo de historia real de cada rincón de Suecia y lo han juntado todo aquí creando un lugar realmente excepcional.

Y es que no es para menos, cuanto más recorres más sorprendido te quedas. Si visitas Skansen en una época que no haya mucha gente estarás en muchos sitios prácticamente solo y parecerá que hayas viajado hacia el norte a lugares muy remotos. Parece que estemos en un videojuego como The Elders Scroll ó en una serie como Juego de Tronos.

estanque en museo skansenDespués de pasear por todas estas zonas llegamos a la calle del mercado atraídos por un sabroso olor a barbacoa, se trata de una amplia calle con puestos a los lados donde podrás degustar desde gofres suecos hasta carne de alce. Además se puede pagar con tarjeta de crédito en todos los establecimientos.

cabaña antigua en skansen En los tres días y medio que duró nuestra estancia en Estocolmo lo pagamos todo con tarjeta de crédito, además lo mejor es pagarlo en la moneda local y que sea tu propio banco el que haga e tipo de cambio, ya que aunque a lo mejor se pueda llevar una comisión, el tipo de cambio está actualizado diariamente. Nos ocurrió el caso de ir a un restaurante en el que la cuenta estaba en SEK y en Euros; pues bien, estando el tipo de cambio ese día a 9 SEK por cada 1€ el tipo de cambio que ellos aplicaban era de 7 SEK por cada 1 € provocando una fuerte pérdida por diferencia de cambio, así que cuidado. 

plaza mayor museo skansen

Precio

170 SEK (19€)

Pensionistas 80 SEK (9€)

Niños hasta 12 años 60 SEK (6,50€)

Horario

De 10h a 16 h y hasta las 18h en verano

Podéis entrar en su web aquí Museo Skansen

Museo Vasa

El siguiente museo que visitamos fue el Museo de Vasa, un sorprendente museo en el que encontraréis un enorme galeón con 69 metros de eslora construido en el siglo XVII.

exterior museo vasaAl partir de puerto flamante y siendo el orgullo del país una ráfaga de viento lo hizo escorar, pero pudieron enderezarlo, pero entonces una segunda ráfaga de viento volvió a sacudir al barco hundiéndolo en el fondo del mar. El Vasa no volvió a ver la luz hasta 333 años más tarde. Las diferentes modificaciones mientras se construía y el empeño del rey de poner más cañones hicieron que la superestructura del barco fuera demasiado pesada, con la primera ráfaga esto se vio reflejado con el escoramiento y su posterior hundimiento.

Junto con el reflotamiento del barco se recuperaron una ingente cantidad de piezas y esculturas de madera que han sido restauradas y expuestas en el museo. Debido a que el barco se mantuvo intacto en el fondo del mar, los tesoros encontrados nos dan una muestra fehaciente de cómo eran las costumbres la época. Además se encontraron 30 esqueletos pertenecientes a la tripulación.

El museo es una auténtica pasada, la nave donde se expone el barco es increíblemente grande, desde abajo uno se da cuenta de que eran auténticos palacios flotantes. Se puede ir subiendo piso a piso para ir contemplando el barco desde distintas alturas, aunque dentro del barco no se puede entrar. El último piso nos sitúa a la altura de sus tres mástiles y podemos observar todo el interior del barco.

barco hundido museo vasa estocolmoUna hora da más que suficiente para verlo todo en profundidad aunque sin recrearse excesivamente en los detalles, pero nosotros queríamos seguir con nuestra ruta de los museos.

Precio

Jóvenes entre 0 y 18 años tienen entrada gratuita.

Los estudiantes 100 SEK (11 €) y el resto 130 SEK (15 €)
Con la Stockholm card la entrada es gratuita.

Horario

El horario es de 8.30 h a 18 h ininterrumpidamente. Si vais en temporada alta deberéis planificar la visita con antelación ya que la cola puede ser bastante larga, nosotros fuimos en Semana Santa y no tuvimos que esperar.

Podéis entrar a web aquí Museo Vasa

Museo Junibacken

¡Bienvenidos a Villa Kunterbunt!¿cómo?¿que no sabéis donde está eso?¿Y si os digo que es el hogar destartalado de un mono, un caballo a lunares y una niña pelirroja? ¡Ah! ¡ahora sí!.

Entramos en este museo porque habíamos leído en algún blog que era totalmente recomendable, si vais con niños es 100 % recomendable ya que después de un largo día de museos también les toca disfrutar a ellos un poco. Si vais solos, pues si no tenéis un bonito recuerdo de Pippi y sus aventuras mejor que paséis de largo porque está enfocado para niños.

maqueta museo junibackenLa primera parte del museo es un recorrido en tren a través de los cuentos de Astrid Lindgren. Mientras surcas los cielos de este lugar de fantasía, irás escuchando un relato en español narrado por una cuentacuentos. La escenografía es una auténtica pasada y hasta el mínimo detalle está cuidado. El recorrido apenas dura 10 min y lo más recomendable es hacerlo lo primero de todo.

Después del recorrido pasamos a una nueva sala donde nos encontramos una reconstrucción a escala del hogar de Pippi, está pensado para los niños y la verdad es que se les veía pasarlo en grande así que nosotros no queríamos ser menos y nos recorrimos la casa entera. Si nos fijamos podremos encontrar al Sr. Nilsson encaramado en una de las ventanas mientras el famoso caballo a lunares, Pequeño Tío, pasta tranquilo afuera.

casa de pipi calzaslargasDentro del museo existe otra sala ambientada en los diferentes cuentos de esta famosa escritora infantil y además en la parte de abajo hay un restaurante.

Precio

Adultos, a partir de 15 años, 145 SEK (16€)
Niños 125 SEK (14 €)

Horario 

De 10 h a 17 h, Julio hasta las 18 h

Podéis entrar a la Web en castellano aquí Museo Junibacken

Museo de ABBA

abba en estocolmoEl museo da una imagen completa de la banda creando una experiencia única en la que podrás conocer la historia de este conocidísimo grupo sueco e incluso participar de forma interactiva. El museo está muy conseguido y realmente la experiencia es de lo más divertida, tanto si te gusta ABBA como si no, te recomiendo esta visita, el gran icono de la cultura sueca del siglo XX.

camioneta de abbaEl recorrido nos llevará a través de diferentes escenarios con música, posters, recreaciones… aquí es tocar es obligatorio. Podremos encontrar todo tipo de objetos y curiosidades de este grupo.

El punto fuerte de la visita es cuando nos metemos dentro de un pequeño grupo de grabación y podemos cantar en un karaoke nuestra propia versión de las canciones más famosas, el estudio de grabación es real y si lo deseamos nuestra canción se guardará en una base de datos que más tarde podremos descargar en casa.

También hay otros dos espacios donde han construido un escenario con unos hologramas de los componentes del grupo, nos subiremos al escenario y nos pondremos a cantar y bailar con ellos, siendo el quinto componente del grupo.

concierto en el museo de abbaEn la última sala encontramos una colección de todos los vinilos del grupo, sus trajes más famosos, esculturas de cera de cada uno de los miembros y también caricaturas.

Sin duda la visita al museo os hará pasar un gran rato cantando y bailando a la vez que, si lo deseamos, podremos entrar en salas de audiovisuales en las que podremos ver documentales del grupo.

Precio

Adultos 195 SEK (22 €)
Niños de 7 a 15 años 65 SEK (7€)
Niños menores de 7 años, entrada gratuita.
Billete familiar 520 SEK (58 €) 2 adultos y 4 niños, pero hay que reservar con antelación.

Horario

El horario es de 10 h a 18 h

Este es el enlace de la página web Museo ABBA

cantar en el museo de abbaDespués de un día de lo más cultural decidimos que era hora de descansar un poco y desplazarnos hasta el casco antiguo para buscar un sitio donde cenar, la variedad de restaurantes en Estocolmo es muy amplia. En contra de lo que pensábamos, y basándonos en nuestra propia experiencia en diferentes países, la comida en Suecia está muy buena y existe una gran variedad. Al final del post podréis encontrar nuestros sitios favoritos para cenar.

Museo Fotografiska

Para llegar hasta el museo de fotografía desde el casco antiguo hay que caminar aproximadamente unos 20 min, es un paseo bastante agradable por toda la ciudad vieja pero luego cuando salimos de la isla está todo en obras y es un poco complicado. Nosotros fuimos al museo sobre las 8 de la tarde, el museo cierra a las 23 h, recomiendo dejar este museo para el final ya que es el que más tarde cierra y con diferencia.

En nuestro camino hacia el museo creíamos que nos habíamos perdido porque está en una zona que durante la noche parece un poco solitaria, aun así al final llegamos sin ningún problema. Para llegar hasta aquí hay que salir de Gamla Stan y cruzar a la isla de Södermalm, una vez aquí continuaremos recto por la avenida Stadsgardsleden, que va paralela a la bahía. Otra manera de llegar es coger el T-bahna en Gamla Stan y viajar durante una estación hasta Slusen, desde ahí continuamos andando por la misma avenida.

fotos museo fotografiskaEl museo de fotografía básicamente vino a representar la idea que tenía yo de Suecia. Un país moderno donde el arte y la ciudad se dan la mano y donde podemos disfrutar de exposiciones de cualquier cosa casi en cualquier sitio.

Fotografiska esta situado junto al mar en una zona muy tranquila pero a la vez cerca de cualquier lado, es un edificio moderno con un montón de espacio. Se realizan cuatro grandes exposiciones al año y además se dan charlas, conferencias, workshops. Se le considera uno de los museos más grandes del mundo dedicado a este arte.

El museo consta de varias plantas y en cada una de ellas hay distintas exposiciones de fotografía y arriba del todo un restaurante y un bar de copas Cuando entramos la exposición de abajo nos dejó un poco fríos, eran fotografías de prostitutas y de contenido sexual en su mayoría y bastante antiguas. A pesar de que los autores eran de renombre, no nos acabó de convencer demasiado. Creíamos que habíamos venido aquí tan solo para eso.

En la planta de arriba, por el contrario, la exposición era de lo mejor que habíamos visto hasta el momento. Las fotografías era fotomontajes de Erik Johansson en estilo fantasía. Cada una de las fotografías expuestas tenía detrás un inmenso trabajo de preparación y postproducción y que además, en algunas de ellas se podía ver con un video todo el proceso.

interior museo fotografiska en estocolmoEn otra de las salas había otra exposición de personas con síndrome de Down disfrazadas de personajes históricos y ficticios, el trabajo era una auténtica obra de arte. Estas fotografías están expuestas también por las paradas del metro. Reyes, estrellas de cine, policía, estrellas del rock y hasta superhéroes. Así hasta 21 fotografías diferentes en lo que veremos por primera vez a personas con estas minusvalías en situaciones poco corrientes, nunca se han visto así en toda la historia, pese a que siempre están ahí.

bar restaurante museo fotografiska estocolmoArriba del todo hay un restaurante y bar de copas con unas amplias panorámicas a toda la bahía a través de sus largas cristaleras. Sin pensarlo dos veces, buscamos un rincón frente al mar Báltico y pasamos un muy agradable rato en uno de los lugares más chic que hemos visitado hasta el momento.

Precio

110 SEK (12,5 €)

Horario 

De 9h a 23 h

Día de la Ciudad Vieja

calle estocolmoAl día siguiente nos levantamos sobre las 10 de la mañana y al poco ya estábamos en marcha; como sabéis si nos seguís desde hace tiempo nosotros nos tomamos los viajes con tranquilidad, cuando salimos a la calle el sol brillaba en el cielo azul, la temperatura era un poco fresca pero todo apuntaba a que a lo largo del día se iba a quedar una temperatura de lo más agradable. Cogimos Drottninggatan, la principal calle comercial de la ciudad, y nos dirigimos hacia la isla de Gamla Stan donde se encuentra la ciudad medieval.

puentes gamla stanMientras cruzamos el puente que nos lleva a Gamla Stan un aire gélido nos invade, el estar cerca de los canales hace que la sensación térmica baje considerablemente, no quiero ni imaginarme como debe ser pasear por aquí en pleno Enero. Aun así, desde el puente tenemos unas bonitas vistas de algunos de los edificios más representativos. A nuestra derecha el canal se abre dejando paso a una amplia bahía con la silueta del ayuntamiento de la ciudad al fondo, este edificio es fácilmente reconocible por su torre.

edificio rosenbadJunto al puente en el que nos encontramos con Rosenbad, un edificio gubernamental que sirve como sede del primer ministro sueco. Destaca sobre todo por su fachada de estilo clásico en un tono amarillo pastel junto a las aguas de la bahía. Este puente es muy famoso ya que las aguas corren rápidas por debajo de los dos puentes y es habitual ver a la gente pescando truchas o salmón. Al otro lado de la calle se encuentra el departamento de asuntos exteriores en un edificio presidido con la bandera de Suecia y un tejado de color verde, la fachada en dos tonalidades salmón y amarillo.

Los dos puentes que unen al casco antiguo con el departamento comercial de Estcolmo se llaman Norrbro y Riksbron. Os recomiento cruzar por el de Riksbron ya que para entrar en Gamla Stan cruzaréis unos arcos con unas bonitas vistas de Riksdag; el palacio del parlamento de Suecia, que no el Palacio Real, con una arquitectura neoclásica que data de finales del siglo XIX.

edificio parlamento de suecia

Palacio Real

Atravesamos el corredor, que es la puerta principal de entrada a Gamla Stan y llegamos hasta un nuevo puente, Stallbron. Desde aquí vemos por primera vez la fachada lateral del Palacio Real de Suecia. Suecia es una monarquía en la que su rey, Carlos XVI Gustavo de Suecia, ejerce el papel de Jefe de Estado. El Palacio Real es la residencia oficial de la familia real y se utiliza como lugar donde el rey cumple sus deberes.

puerto de estocolmoPara llegar hasta la entrada principal del palacio tan solo debéis continuar recto por la calle que tenéis justo en frente, Västerlanggatan, y en la primera calle girar a la izquierda hacia la Catedral de San Nicolás. Si subís por la calle llegaréis directamente hasta el patio con los cañones y la entrada principal. Nosotros en cambio decidimos rodear todo el palacio junto a los canales. Mientras rodeamos los inmensos muros del palacio vemos a nuestra izquierda otro de los edificios más importantes de la ciudad, se trata de la Opera Real de Estocolmo inaugurada en 1780 por Gustav III, aunque el edificio original fue demolido en 1892 y sustituido por el actual. El edificio destaca sobre todo por sus colores pastel como ya viene siendo habitual en la ciudad. Antes de girar la esquina del palacio vemos un gran puente, Strömbron, por el que sí que circulan los coches y que si cruzáramos nos llevaría al otro lado de la bahía en dirección a la estación de metro de Kungsträdgarden desde donde el día anterior nos dirigimos hacia la isla de los museos, Djurgarden.

Desde aquí tenemos una gran panorámica del gran canal de Estocolmo donde decenas de barcos quedan amarrados, esta es una zona de gran confluencia marítima ya que desde aquí parten la mayoría de las rutas. En el centro del canal existe otra isla donde se encuentra el Moderna Museet o el museo de arte conteporáneo. La isla a parte del museo está poblada de un montón de árboles.

cambio de guardia palacio real estocolmoPor fin llegamos a la fachada principal del palacio donde una amplia calle en cuesta nos devuelve hacia el interior de la ciudad vieja, al final de la calle vemos la catedral de San Nicolas desde su fachada principal. Mientras subimos un grupo de guardias reales bajan en formación por la calle para hacer el cambio de guardia, aprovechando la ocasión les seguimos hasta la fachada Este del palacio donde relevaron de la guardia a uno de sus compañeros.

catedral de san nicolasNuestra primera visita fue por la entrada de la armería, en el ala sur del palacio donde se encuentra una iglesia abierta en 1754 y que es nada más y nada menos que la Capilla Real, Slottskyrkan. Al principio creíamos que esto era la visita al palacio y nos quedamos bastante decepcionados ya que, según dicen, se trata de uno de los palacios más grandes de Europa. En realidad, no podíamos estar más equivocados, la entrada al palacio se encuentra junto a la Catedral de San Nicolás en un amplio patio de cañones.

capilla palacio real estocolmoLos inicios del palacio surgieron a raíz de la construcción de una torre defensiva en el siglo XIII, posteriormente fue creciendo y a finales del siglo XVI pasó a convertirse en un palacio de estilo renacentista, durante las posteriores décadas y hasta la actualidad, ha seguido sufriendo importantes modificaciones. En la actualidad el palacio cuenta con más de 600 habitaciones y es uno de los más grandes del mundo.

patio palacio real estocolmoEntramos dentro del palacio y desde el primer momento nos damos cuenta de su grandeza, las escalinatas que dan acceso a las estancias superiores son simplemente hermosas, todo está cuidado hasta el último detalle en un hall de entrada de los más bonitos que he visto. El mármol recubre paredes y suelos y los tapices cuelgan por doquier.

escalinatas palacio real estocolmoUna de las galerías más importantes es la de Carlos XI, una enorme estancia donde se celebran los banquetes en las que se sentaban a la mesa más de 170 personas. El techo de la sala es una auténtica obra de arte pintada al óleo. A la izquierda toda una serie de ventanales se encargan de iluminar la estancia mientras que justo en el lado opuesto han situado espejos estratégicamente para dar mayor sensación de profundidad. Una larga alfombra recorre de punta a punta todo el salón. La siguiente sala es la de baile, aquí se solían celebrar los bailes previos a la cena de gala.

sala barroca palacio real estocolmoOtra de las salas que más llaman la atención es la conocida como sala de Don Quijote donde los dinteles fueron confeccionados en París por Françoise Bourche. En los tapices podemos ver escenas típicas de Don Quijote y Sancho Panza, como anécdota diré que el tono de piel del ingenioso hidalgo y su fiel compañero son verdaderamente oscuros pareciendo más africanos que europeos… quizás el que se hayan confeccionado íntegramente en Francia tenga algo que ver.

Por último lo mejor del palacio es la sala de coronación o Rikksalen. La sala es rica en ornamentación con tapices azules decorando suelos y paredes. En el centro de la sala encontramos el trono de la reina Cristina, una gran silla de plata que es realmente impresionante. Este trono fue utilizado en 1650 para su coronación y está presidido por las estatuas de Gustav II Adolf y Karl Johan XIV

sala coronacion palacio real estocolmoPrecio

Adultos 150 SEK (17 €)
Niños menores de 7 años y estudiantes 75 SEK (8 €)

Horario

De 10 h a 16 h Web Palacio Real de Estocolmo

Catedral de San Nicolás

campanario catedral de san nicolasUna vez salimos del palacio recorrimos unos pocos metros hasta encontrar la catedral de San Nicolás, la más antigua de Estocolmo. La fachada de la catedral de San Nicolás está teñida en colores amarillo y blanco. Lo más espectacular sin duda que encontramos aquí es una impresionante estatua de bronce a tamaño real de San Jorge y el dragón. Data del siglo XV y es una auténtica pasada, os aseguro que os dejará del todo boquiabiertos al igual que su púlpito y el altar principal.

interior catedral de san nicolas estocolmoLa catedral ha sido famosa por ser el lugar de coronación de la familia real sueca hasta legado el siglo XX cuando se decidió eliminar tal celebración, posteriormente en 1976 fue el lugar donde contrajeron matrimonio Carlos XVI y su esposa Silvia.

La construcción inicial de la iglesia fue en un estilo gótico aunque posteriormente sufrió varias remodelaciones teniendo un interior de estilo barroco. Después de 700 años de historia hoy en día puede visitarse en pleno esplendor gracias a la intensa actividad de restauración.

estatua san jorge catedral de san nicolas de estocolmoDespués de quedarnos totalmente deslumbrados con la estatua de San Jorge, salimos por la otra puerta y llegamos a las callejuelas medievales de Gamla Stan, por aquí cruza una de las calles más importantes de la ciudad vieja, Västerlånggatan. Desde aquí aún podemos ver el campanario de color verde de la catedral de San Nicolás.

La calle de Västerlanggatan

La calle de Västerlånggatan es una de las más transitadas de todo Gamla Stan y está repleta de tiendas de souvenirs, cafeterías, restaurantes y gofrerías. La calle es realmente pintoresca con edificios de no más de tres plantas ligeramente inclinadas hacia adelante dando la sensación de que la calle es mucho más estrecha. Todas las casas mantienen el mismo estilo y color, el ya característico amarillo pastel. Mientras caminábamos encontramos a nuestra izquierda una nueva iglesia que decidimos visitar.

edificios de colores de gamla stanSe trata de Tyska Kirkan, es la iglesia alemana y recibe este nombre de una antigua colonia de alemanes comerciantes que residían en la ciudad. Esta iglesia es fácilmente reconocible gracias a su torre de 86 metros de altura de color verde que sobresale sobre el resto de edificaciones colindantes. Al igual que la catedral de San Nicolás, está iglesia tiene un estilo gótico en su exterior con tintes barrocos en el interior del templo.

iglesia alemana gamla stan

La calle más estrecha de Estocolmo

Si continuamos por la calle hasta el final llegaremos a una pequeña plaza, Österlanggatan, justo antes de llegar a la plaza vemos a nuestra izquierda un pequeño callejón que cruza en perpendicular. Este es uno de los rincones más buscados de todo Estocolmo, se trata del callejón más estrecho de la ciudad.

calle mas estrecha de estocolmoMarten Trotzigs Grand es un angosto callejón que une perpendicularmente Västerlånggatan con Prastgattan, está formado por unos 36 escalones y apenas mide 90 cm de ancho. Recibe su nombre de un prestigioso comerciante alemán que vivió en la zona en el siglo XVI, a finales del siglo XVIII se cerró al público y no se volvió a permitir el paso hasta 1945. Desde luego que este es uno de los lugares más fotografiados de la ciudad, cuando te aventuras en el callejón puede que te encuentres con gente que ha entrado por el otro lado y uno de los dos deberá retroceder.

La Plaza Mayor

Una vez cruzado el callejón de Marten Trotzigs Grand llegaremos hasta la calle de Prastgattan y desde aquí nos dirigiremos hacia la plaza principal de Gamla Stan, Stortorget.

Nos encontramos en la plaza mayor, antiguamente durante la Edad Media, esta plaza era muy frecuentada por comerciantes convirtiéndose en uno de los lugares más importantes de la ciudad. Aquí se encontraba también el antiguo ayuntamiento y una pequeña prisión.

plaza mayor de estocolmo en gamla stanEsta plaza, además, es tristemente recordada por ser el escenario de uno de los hechos más cruentos de Suecia, el baño de sangre de Estocolmo. Las fuerzas danesas de Kristian II invadieron Suecia y durante su coronación en la catedral de San Nicolás, cientos de personas que eran contrarias a Dinamarca fueron ejecutadas en la plaza. Las cabezas de nobles y miembros del clero fueron expuestas al público y rodaban por las empedradas calles durante los días posteriores.

Uno de los edificios que más llama la atención en el Schantzska huset, de un color salmón es el edificio más fotografiado de toda la plaza. Este edificio data de final del siglo XVII y fue el hogar de ricos comerciantes y nobles. Hoy en día encontramos un restaurante en su planta baja, no es uno de los mejores sitios para comer de por aquí, pero destaca sobre todo por su ambientación de taberna medieval. Pero nos centraremos más en este lugar y en otros para cenar más adelante.

El edificio que predomina sobre todos los demás es, sin duda, el antiguo edificio de la Bolsa que hoy alberga el palacio de los Nobel y la Academia Sueca. Fue construido por el arquitecto del rey Gustav III en un estilo neoclásico. Fue construido en 1776 en el lugar donde se encontraba antes el antiguo ayuntamiento de la ciudad.

palacio de los nobelEl palacio de los nobel es un museo dedicado a todos los galardonados con este premio desde principios del siglo XX, dentro existen algunos de los inventos más ingeniosos de los nobel más destacados como por ejemplo la dinamita de Alfred Nobel. Dentro también encontramos una gran biblioteca y un café inspirado en el café de Viena.

Nosotros no pudimos entrar a verlo ya que el día que teníamos planificada la visita, un Lunes, justo era el día que estaba cerrado. No nos quedó otra que resignarnos.

Precio

Adultos 100 SEK (11 €)
Niños y jóvenes hasta 18 años Gratis
Estudiantes y jubilados 70 SEK (8€)

Horario

Invierno de 9h a 17 h y los lunes cerrado
Verano de 9h a 20h abierto todos los días

Ayuntamiento de Estocolmo

Una vez finalizada nuestra visita en Gamla Stan llegó el momento de ir a visitar uno de los edificios más importantes de la ciudad, el ayuntamiento.

fachada edificio del ayuntamiento de estocolmoEn las orillas de kungsholmen, el ayuntamiento de Estocolmo es el edificio que ofrece unas de las vistas más increíbles de toda la ciudad. Su emplazamiento es relativamente moderno ya que antiguamente ahí lo que había era un molino que quedó destruido por un incendio. Su arquitectura en ladrillo de caravista rojo tiene un aspecto más bien industrial aunque según la tradición sueca es el típico de las iglesias y monasterios.

ayuntamiento de estocolmoLo que más destaca del ayuntamiento, es sin duda, su enorme torre de 106 metros de altura coronada con una escultura de oro. En el interior del ayuntamiento se celebra el banquete de los galardones de los premios Nobel, esto es en la sala Azul famosa sobre todo por sus escaleras donde los galardonados realizan el conocido ‘’paseillo’’. La visita al ayuntamiento es una auténtica maravilla con sus salas ceremoniales como la sala dorada o la de los príncipes. Nosotros no pudimos acceder a ninguna de ellas ya que ese día el ayuntamiento estaba cerrado. Una gran pena, la verdad. Tampoco pudimos subir a su torre y poder contemplar las mejores vistas de toda la ciudad, así que todo esto queda pendiente para una futura visita.

vistas de gamla stan desde ayuntamiento de estocolmoEl ayuntamiento cuenta de un gran patio interior abierto por unos grandes arcos que dan a un jardín a orillas del lago Mälaren. Este jardín es un lugar muy bonito y con una panorámica sin igual de toda la bahía con Gamla Stan al fondo.

Día de Södermalm, el Soho de Estocolmo

El día siguiente era el día de la zona más bohemia de todo Estocolmo, después de tomarnos nuestro ya habitual Bagel de pollo y queso en un café espresso fuimos a la parada de metro de T-Centralen y con la línea 17 nos dirigimos a Södermalm.

Para llegar hasta aquí tan solo hay que coger el mismo metro que utilizamos para llegar a Gamla Stan, de hecho nuestra parada Medborgarplatsen, tan solo se encuentra dos paradas después.

Este cosmopolita barrio del sur de la ciudad se ha convertido desde los últimos años en un barrio de moda, aquí no hay muchos monumentos ni mucha historia que contemplar, pero os aseguro que recorrer sus calles descubriendo este nuevo lugar no os dejará indiferentes. Bienvenidos al Soho sueco.

Avenida de Götgatan

Nada más bajar del metro ya nos damos cuenta como ha cambiado el ambiente, la calle que atraviesa todo el barrio de Södermalm es una amplia avenida que nunca duerme, aquí se encuentran los bares de copas, restaurantes de comida orgánica y tiendas vintage más de moda. Como recomendación, una buena idea quizás sea en lugar de bajar en la estación de Medborgarplatsen, llegar hasta el final y bajarse en Skanstull T-bana para así poder deshacer todo el recorrido caminando tranquilamente.

barrio bohemio de SödermalmLa avenida que cruza toda la isla de Soder es la Götgatan y aquí se encuentran concentrados todos los locales de moda, nosotros decidimos explorar toda la zona norte de la isla donde se encuentran los barrios más tranquilos y clásicos de la isla.

Si recorremos la avenida de Götgatan hacia el norte, en dirección a Gamla Stan de nuevo, veremos como poco a poco la gran avenida se va reduciendo hasta quedarse en una pequeña calle que casi parece peatonal. De repente los dos carriles en ambas direcciones desaparecen y la calle empieza a elevarse poco a poco y a llenarse de gente cruzando de un lado a otro. Claramente si me tuviera que mudar a Estocolmo, esta calle sería uno de mis claros objetivos para vivir. En realidad me recuerda mucho al barrio bohemio de Dresden, Neustadt.

calle Götgatan  estocolmoSi continuamos por Götgatan poco a poco irá desapareciendo el tráfico hasta que parezca que las calles son peatonales, mientras tanto la cantidad de tiendas de todo tipo, cafeterías y restaurantes nos dan una enorme variedad para elegir. Al final de la calle, cuando de nuevo empieza a descender, las calles se abren y de repente se abre ante nosotros una enorme panorámica de la ciudad. El mejor lugar para contemplar estas hermosas vistas no es otro que el ascensor de Katarina. Se accede desde la plaza de Slussen.

Ascensor de Katarina

Para llegar al ascensor de Katarina deberemos desviarnos hacia el este, es fácil de encontrar porque se ve una enorme pasarela que sale de la parte alta de la ciudad. Hasta arribas hay unos cuantos escalones, así que espero que esteis en forma.

estocolmo desde ascensor de katharinaEl ascensor de Katarina es una enorme plataforma metálica en la isla de Soder que fue construida en el año 1883 pero posteriormente demolida en 1933, para volver a ser reconstruida. Se alza hasta 38 metros de altura y ofrece unas fantásticas vistas de Gamla Stan y del mar báltico. Hay un ascensor para subir pero la mayoría de las veces está estropeado.

Iglesia de Katarina

Después de nuestra visita a uno de los más famosos miradores de la ciudad, atravesamos la pasarela de vuelta y llegamos directamente a la parte alta de la isla de Södermalm. Esta es la zona más bonita y tranquila de la isla de Söder, aquí podréis ver lo que era un antiguo barrio de gente humilde y trabajadora con las casas más tradicionales y donde se encuentra la impresionante iglesia de Katarina. Antes de llegar a la iglesia de Katarina os recomiendo que paséis por la plaza de Mosebacke, si tenéis la suerte de visitarla en un día de sol veréis la vida que tiene.

barrio de la iglesia katarinaPara llegar a la iglesia de Katarina deberemos ir desde la plaza de Mosebacke hacia el este por Svartensgatan, en el primer cruce veremos enseguida el campanario de la iglesia de Katarina, si seguimos recto por una calle estrecha junto a una casa de madera de color rojo llegaremos a una calle empedrada que recibe el nombre de Katarina Kyrkobacke, aquí hay una espectacular vista de la iglesia que queda parcialmente oculta por el propio desnivel de las calles. Nos pareció que era una de las estampas más bonitas de todo Estocolmo.

La iglesia Katarina es una de las iglesias más importantes de la ciudad, originalmente data de 1656 aunque fue destruida en dos ocasiones por varios incendios, la última reconstrucción fue en la década de los 90 del pasado siglo XX. El nombre la iglesia viene del nombre de la madre del rey Carlos X de Suecia.

iglesia katarina estocolmoLa iglesia se encuentra situada en una enorme plaza con el mismo nombre rodeada de verdes jardines, es uno de los lugares más bonitos y tranquilos de toda la ciudad. En sus jardines hay un pequeño cementerio donde se encuentran enterradas varias personalidades importantes suecas como la ministra de exteriores sueca, Anna Lindh, asesinada en 2003. Esta política sueca de ideología proeuropea promovió la adopción del euro como moneda oficial para Suecia, pero durante la campaña política fue asesinada en unos grandes almacenes.

Desde los jardines de la iglesia de katarina tenemos dos opciones, si nos dirigimos hacia el este llegaremos al mar donde nos encontraremos con la avenid Stadgardsleden que nos llevará hasta el Fotografiska, nosotros no tomamos esa dirección porque ya lo habíamos visitado el día anterior; o si nos dirigimos hacia el oeste llegaremos a la Mezquita de Estocolmo y desde ahí a Götgatan.

La ruta de las galerías de metro

El resto del día decidimos pasarlo recorriendo las estaciones de metro de la ciudad conocidas por ser auténticas galerías de arte.

galeria de arte metro de estocolmoLa ciudad de Estocolmo está agujereada por debajo a lo largo de más de 110 estaciones de metro; de todas estas, al menos 90 cuentan con obras de arte que han sido creadas por más de 150 artistas. Tal es así que existe una ruta de las galerías de arte a través de las líneas de metro de la ciudad. Bienvenidos a la galería de arte más larga del mundo.

La primera línea de metro se inauguró en 1950 entre Slussen y Hökarängen, pero no fue hasta 7 años más tarde cuando empezaron a decorarse. Así pues, T-Centralen sería la primera estación en incluir obras de arte.

Lo recomendable es que estéis donde estéis os dirijáis hacia T-Centralen y desde allí comencéis el recorrido.

T-Centralen

Este gigantesco entramado de escaleras mecánicas, ascensores y túneles tiene su nota de color en las estaciones de la línea azul donde el techo cavernoso de la galería se ha pintado de azul y blanco. Motivos de enredaderas y obreros trabajando forman esta obra de arte.

estacion t-centralen estocolmo

Kungsträdgarden

El jardín de rey es el nombre que recibe esta estación por su cercanía al parque con el mismo nombre. Esta es la estación de metro que utilizamos el día de los museos para ir a la isla Djurgarden. El arte de esta estación es de las más bonitas de todas al haber recreado un jardín subterráneo. Se encuentra en la línea azul.

estacion Kungsträdgarden estocolmo

Radhuset

Sin salir de la línea azul llegamos desde T-Centralen hasta esta nueva estación en la isla de Kungsholmen. Como si de el descenso a los mismísimos infiernos se tratara, el techo cavernoso de esta estación de los años 70 parece que sea de un color de lava volcánica. Además encontramos el pie de una gigantesca columna que se funde con la roca junto a las escaleras mecánicas. Sin duda, esta es la más espectacular.

estacion Radhuset estocolmo

Solna Centrum

Continuamos dentro de la línea azul y llegamos hasta esta parada pintada de un color rojo intenso con motivos verdes. La estación es de 1975. Intenta representar la vida en el campo sueco así como un bosque bajo el cielo rojizo.

estacion Solna Centrum estocolmo

Como llegar del aeropuesrto de Skavsta a Estocolmo

Nuestro viaje comenzó un jueves por la mañana, volamos desde Alicante con vuelo directo de Ryanair hasta el aeropuerto de Skavsta en Suecia.

El vuelo dura la friolera de 4 horas, una auténtica exageración para movernos dentro de Europa claro; pero aquí no acaba todo, como suele ser costumbre Ryanair vuela siempre a aeropuertos secundarios y el nuestro estaba a más de 100 km de Estocolmo. Así que después de un viaje a todo confort en avión nos tocó coger un autobús durante otra hora y media hasta llegar a la ciudad.

Existen varias maneras de llegar desde el aeropuerto de Skavsta hasta Estocolmo

Autobús: Flygbussarna es una compañía de autobuses que nos llevará desde el aeropuerto hasta la estación central de Estocolmo en 1h y 20 min sin paradas, el precio de ida y vuelta para una persona es de 270 SEK (30 €). Suelen salir autobuses cada 20 o 30 minutos después de la llegada de cada vuelo, pero debéis estar atentos ya que si lo perdéis puede que no hayan más ese día. La vuelta al aeropuerto de hará de la misma manera, conservando el ticket, desde la estación central de autobuses hasta el aeropuerto de Skavsta. IMPORTANTE: Si cogéis el último autobús de vuelta y el autobús se llena os quedaréis en tierra hasta que salga otro ese mismo día o al siguiente, por lo que recomiendo encarecidamente estar bien atentos. Su página web con horarios y precios aquí http://www.flygbussarna.se/es
Autobús más tren: Autobús 515 hasta la ciudad de Nyköping a 10 minutos del aeropuerto por un precio de 26 SEK (3€) el autobús nos dejará en la estación de trenes, desde aquí cogeremos un tren regional por 140 SEK (16€) que en 1 h y 10 min nos dejará en la estación central. Página oficial de trenes estatales suecos http://www.sj.se/start/startpage/index.form?l=en

Taxi: Hay compañías de taxis que nos llevarán hasta la ciudad por unos 1500 SEK (170 €) es muy caro pero si perdéis las otras dos opciones os tocará coger un taxi. Web: http://www.yattaxi.com/aeropuertoinfo/es/book-a-ride/plan-your-ride/NYO

Alquiler de coches: La mayoría de las compañías de alquiler de vehículos operan aquí.

Donde dormir

dormir estocolmoComo cualquier capital, la oferta es inmensa, y la variedad de percios también. Ya aviso que no son nada baratos, pero es que Suecia en general es más caro que España.

Stockholm Inn Hotel. Situado en Drottningatan, la principal calle comercial de la ciudad, es la mejor opción para estar muy cerca de la estación central, de la entrada de metro de T-Centralen, del casco antiguo y en la calle con más tiendas de la ciudad. El hotel recuerdo más un Hostal que a un Hotel propiamente dicho, todas las habitaciones están en un sótano aunque no por ello desagrada la estancia. Nosotros pagamos por la mejor habitación 950 SEK (105 €) por noche, una habitación doble con yakuzzi. La habitación simple consta de una litera y un baño pequeño y cuesta 750 SEK (83 €). Ambos con desayuno incluído.

La otra opción es buscar un hotel en el casco antiguo donde los precios se disparan.

Connect Hotel Skavsta en el aeropuerto de Skavsta: La vuelta era el martes a las 6 de la mañana por lo que la única opción era volver al aeropuerto el día anterior por la tarde con el último autobús y buscar un hotel allí para pasar unas horas. Una habitación con litera y baño compartido por 599 SEK (66 €) con paredes de papel. El hotel está bien pero la habitación es muy cutre.

Restaurantes

A pesar de lo que en un principio pensábamos, Estocolom tiene bastante variedad de comidas. Aunque evidentemente la gran mayoría no son autóctonas, si que se puede disfrutar de bastantes comidas tradicionales que además están muy ricas.

Restaurantes Italianos. Creo que como pasa en todo el mundo, estos son los que se llevan la palma en cuanto a cantidad. Los encuentras prácticamente por toda la ciudad, pero además destacan por su calidad. Una de las cosas que más me gustaron fue la ambientación típica italiana con los manteles a cuadros con velas, son muy pintorescos, trato excelente y la comida está muy buena. Precio medio dos personas 50 €

Restaurantes suecos. Cafe Misteln. Sin duda el mejor restaurante de todos, nos gustó tanto que incluso repetimos, la comida estaba excelente y el trato inmejorable. Las dos veces me pedí una hamburguesa con pan de tortilla mexicana. Kaffekoppen. Un restaurante de estilo medieval, dentro está ambientado en una taberna de la Edad Media con muy poca luz y como si estuvieramos en una pequeña cueva. La comida está buena y el ambiente es agradable. Precio medio dos personas 60 €.comer en estocolmo

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.