Un paseo por el pantano de Elche Alicante / Comunidad Valenciana / España / Rutas

¡Alebus! Ese nombre… algo se ha removido en mi interior, suena tan lejano en el océano del tiempo que apenas significa algo para mí, mi nombre es Vinalopó. Hace ya, casi 2500 años que nadie pronunciaba esa palabra. Espera, ese era mi nombre… en aquella época yo era bien distinto, aún recuerdo los barcos surcando desde el Mediterráneo hasta Illici a visitar a la diosa, esa que hoy llamáis “Dama de Elche”

El río más importante de la provincia nace entre la sierra Mariola y el Montcabrer y recorre más de 80 km hasta su desembocadura en las salinas de Santa Pola. Puedes visitar la ruta por el nacimiento del río Vinalopó en la siguiente entrada, Nacimiento del río Vinalopó. A su paso, y cerca ya de la costa, una gran presa de arco del siglo XVII retiene sus aguas para el regadío. Nos encontramos pues, en el pantano de Elche.

pantano de elcheEsta zona tiene un interés hidrológico sin igual, esta presa es la primera presa de arco verdadera construida en toda Europa desde la época de los romanos. La presa de Elche tan solo es 46 años más nueva que la presa de Tibi, la más antigua de toda Europa. 

Para llegar hasta el pantano hay que recorrer la autovía A70 desde Alicante en dirección Elche y abandonarla en el polígono de Carrús hacia la carretera CV84 cerca de la ITV de Elche. Por aquí continuaremos recto hasta una semi rotonda por donde veremos que nos indica camino del pantano. Llegará un momento en el que el camino cada vez se haga menos transitable y debamos aparcar el coche.

palmeras cascada pantano de elcheLa ruta comienza en una antigua zona de merenderos, hay incluso una pista de tenis, pero que ahora está completamente abandonada. La verdad es que está muy descuidado todo, para el verdadero valor ecológico de la zona.

palmeras del pantano de elcheEl camino nos irá acercando hacia el cauce del río y no tardaremos nada en ver la pared de la presa, conforme nos vayamos acercando más llegaremos a una zona llena de palmeras, ¿Hemos llegado a Marruecos? Si de repente apareciera aquí por teletransportación realmente lo pensaría, desde luego que es de lo más pintoresco.

caseta pantano de elcheEl agua rebosa por encima de las paredes de la presa desbordando y cayendo en forma de cascada hasta el lecho del río, es un auténtico espectáculo. El agua siempre salta por encima de la presa independientemente de la época del año.

presa pantano de elcheInevitablemente, enseguida nos acercamos a dejar que la humedad del ambiente nos bañe, aunque el agua no está muy limpia, da mucho gusto estar aquí mientras las gotas nos refrescan. La cámara de fotos no para, es sin duda el punto fuerte de la excursión. Si queréis un poco más de emoción, podéis subir por una cornisa en la pared hacia la compuerta y acercaros todo lo posible a la cascada, cuidado que resbala mucho y si os caéis iréis directos al agua. Dependiendo de la época, podréis subir a la enorme roca que hay junto a la presa para escalar hasta su cima y que os hagan una recurrida foto. Nosotros no pudimos ya que el cauce estaba crecido y no era posible cruzarlo.

rio vinalopo pantano de elcheEl problema de esta presa, es que se construyó para aprovechar las avenidas del río, pero arrastra tal cantidad de sedimentos que llegó un momento en el que el pantano quedó completamente inutilizado. Posteriormente se restauró y hoy en día ha recuperado todo su esplendor.

cascada presa pantano de elcheDesde el pie de la presa, subimos por nuestra derecha por unos escalones tallados en la roca hacia la parte superior. A nuestro paso atravesaremos una antigua construcción con una puerta que nos llevará hacia el lateral del pantano. Los escalones ya no se ven con tanta claridad pero enseguida estamos en lo más alto. Aquí, hay una pequeña balconada de piedra sobre el nivel del agua donde puedes contemplar una enorme panorámica del valle a ambos lados de la presa.

verja pantano de elche presaMientras Lorena se tumbaba tranquilamente a descansar y tomar un poco de este sol invernal nuestro, mi espíritu intrépido me pudo y decidí explorar un poco.

caida agua pantano de elcheHay una valla de metal que impide el acceso a la parte alta de la presa, lógicamente esta zona es muy peligrosa ya que la caída sería muy aparatosa. El suelo está húmedo con la piedra resbaladiza. No obstante , me acerqué a echar un vistazo y así tener una perspectiva diferente del pantano que realmente mereció la pena. La pared de la presa tiene 22 metros en su punto más alto.

pantano de elche desde la presaAl rato continuamos nuestro camino por la orilla en busca de un lugar que hubiese un lugar más accesible al agua, pero fue del todo imposible. A lo largo de los 2 km que recorrimos por la orilla no encontramos ningún sitio en el que uno pueda poner los pies a remojo. Nuestro pobres perretes se quedaron con ganas de bañarse. Seguimos un sendero más o menos delimitado que va por encima de una de las laderas de la sierra y que pronto comienza a bajar hasta un camino bien ancho que será el que seguiremos. Aquí se nos presentó un pequeño problema, y es que, no es tan fácil llegar hasta el camino pues una gran acequia nos corta el paso. Más adelante, hay un puente, pero para descender al camino hay que bajar por tres grandes escalones. No hay ningún peligro, pero te obligan a poner el culo en el suelo y bajar poco a poco.

tunel pantano de elcheToda la orilla del pantano está completamente poblada de enormes cañares y matorrales impidiendo incluso que veamos el agua, de hecho casi que nos podemos despedir ya de ella. A nuestra derecha, la acequia de antes entra por un túnel y desaparece por completo, irá bajo tierra durante 2 km casi hasta volver a aparecer en un cruce del pantano para después volver a desaparecer. Es muy frecuente ver a gente salir de su interior, pues es tan ancha que casi cabe un coche.

aguas pantano de elcheFrente a nosotros se alza la sierra Pinyolenca con su altura máxima a 403 metros de altitud y una enorme antena de comunicaciones en la cima. Aquí se pueden tomar varios caminos, como rodear completamente el embalse a lo largo de unos 20 km y volver a la otra orilla o subir a la cumbre de la Pinyolenca desde donde veremos un campo de Golf por la otra vertiente.

PinyolencaNosotros decidimos tomar nuestro camino a la derecha y rodear toda la sierra del Castellar, con una cota máxima de 277 metros de altitud, en esta ocasión no intentaríamos hacer cumbre sino más bien descubrir la zona.

arco azequia pantano de elchePor aquí la acequia de antes vuelve a cruzarse en nuestro camino, atravesando una vaguada en forma de acueducto con más de 7 arcos de piedra para así salvar el desnivel. Un acueducto de lo más hermoso completamente abandonado y descuidado llegando los matorrales a tapar la mayoría de sus arcos y escondiendo así su belleza. Lo nuestro es preservar el patrimonio vaya.

arcos azequia pantano de elcheA partir de aquí viene una zona un poco más peligrosa ya que tendremos que caminar por el borde de una carretera durante casi 1 km, en realidad no es una zona muy transitada pero hay que ir con ojo. Mientras paseamos, a nuestra izquierda queda un pequeño valle de cultivos  conocido como el Racó de la Morera. A nuestra derecha, la ladera este del Castellar está completamente erosionada por el viento y el agua formando todo tipo de surcos, oquedades y curvas en la roca. Esto me recuerda muchísimo a nuestra ruta por el monte Orgergia.

rocas erosionadas pantano de elcheAl llegar a la parte más alta de la carretera encontramos al otro lado de la rasante un camino de tierra que se desvía de la carretera hacia nuestra derecha. Tomaremos este nuevo camino y estaremos a salvo de los coches hasta el final de la ruta.

rambla pantano de elcheEste camino baja hasta una rambla por una ladera de piedra también erosionada con el paso del tiempo, bajar por aquí con la bici debe ser una gozada. A partir de este momento podemos buscar una subida por el otro lado de la rambla en nuestro regreso al coche; o bien, seguir por el sendero hasta llegar a la presa de nuevo.

Llegamos al coche justo en el momento en el que los últimos rayos del Sol desaparecían entre  las sierras que nos rodean.

sierras pantano de elcheEsta es una ruta perfecta para el típico día que no tenemos ningún plan, pero que tampoco nos apetece enfrascarnos en una gran ruta. No nos llevó ni 2 h completarla y al paso que nos caracteriza con paradas para hacer fotos, estudiar la flora, descansar… Una buena ruta para hacer en familia y disfrutar de otro lugar único de nuestra geografía.

pantano elche

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.