Sos del Rey Católico, cuna de la Monarquía Hispánica Aragon / España / Zaragoza

Un poco de historia

En una tierra antigua, sobre un espolón en lo alto de un gran promontorio rocoso, hay una villa. Una villa en la frontera entre el reino de Aragón y el de Navarra. Una villa que fue la cuna del rey que cambiaría la historia de España para siempre. Aquí nació Fernando II El Católico, esposo de Isabel I de Castilla y creadores de la monarquía hispánica.

ETstudio-9Pero la historia de la villa es mucho más antigua, tan antigua como la propia humanidad. Hachas y flechas prehistóricas dan buena fé de que, ya desde el principio, esta tierra estaría marcada por la guerra. Los primeros pueblos con marcada identidad fueron los suessetanos, nuestros tatarabuelos celtíberos, establecidos en el valle de la Valdonsella. Durante su historia tuvieron que lidiar con distintos pueblos como los cartagineses o los romanos buscando alianzas o declarando la guerra, hasta que finalmente en el año 185 a.c., Terencio Verrón, pretor de la Hispania Citerior, asedió y sitió con máquinas de guerra la ciudad suessetana de Corbio y vendió a los suessetanos como esclavos. La ciudad de Corbio desapareció en el océano del tiempo para siempre, aunque todo apunta a que Sos fue construida sobre sus cenizas.

ETstudio-21Con la conquista romana, el valle floreció convirtiéndose en un cruce de caminos para las comunicaciones con la Galia y para el acceso hacia el norte de la península en las campañas contra los reinos cántabros y astures. Valdonsella sufrió una gran romanización convirtiéndose en una gran villa señorial hasta que en el siglo III d.c. ante el tambaleo del imperio fue poco a poco abandonada.

ETstudio-4Con la invasión musulmana en el año 711, la región fue ocupada, y el reino visigodo retrocedió hasta Pamplona donde resistió los continuos ataques de los árabes. El punto de inflexión llegó bajo la corona de Sancho Garcés I quien, con el apoyo Astur, inició una gran campaña de ofensiva en el año 907 recuperando de nuevo el valle, afianzándose bajo dominio cristiano. La ciudad de Sos fue fortificada por los reyes navarros y en el siglo XI pasó a la corona de Aragón.

Fue con el nacimiento de un grande de España y la unificación de los reinos de Castilla, Aragón y Navarra cuando llegó por fin la paz a la villa; al perder su posición fronteriza, perdió también la importancia militar hasta la Guerra de Sucesión y posteriormente la Guerra de Independencia contra Napoleón.

A principios del siglo XX el ayuntamiento solicitó a la monarquía llamarse Sos del rey católico, nombre que fue concedido en 1925 según una Real Orden. En 1968 la villa fue declarada Conjunto Histórico Artístico por Real Decreto.

ETstudio

Parador Nacional

Llegamos a Sos del rey católico desde Sangüesa en Navarra por la carretera A127 que une ambas comunidades. A lo lejos ya se ve como la silueta se alza en el cielo y poco a poco comenzamos a subir por la carretera que da acceso a la villa. Como estábamos muertos de hambre buscamos un lugar para comer, nada mejor que un buen parador.

ETstudio-2El Parador nacional es un auténtico edificio de corte señorial que encaja perfectamente en  la estética artística de la villa, su decoración en piedra y madera es de estilo castellana.

ETstudio-20En el parador nos acogieron muy bien, llegamos a una hora bastante tarde para comer y además sin reserva, a esto hay que añadir que llevábamos los perros con nosotros. Aunque la entrada con los perros no estaba permitida, nos dieron la opción de guardar el coche en el parking cubierto que tienen para los huéspedes mientras comíamos. Aunque nos dio un poco de pena, iban a estar muy tranquilos y encima a la sombra, por lo que quedamos tranquilos.

ETstudio-6El parador tiene tres tipos de habitaciones que van desde los 130 € de una habitación doble sencilla hasta los 270 € de una suite junior. Es un lugar perfecto para pasar un fin de semana diferente y disfrutar de toda la historia de este hermoso valle.

El restaurante se llama Comarca de las Cinco Villas, y ofrece la mejor comida tradicional aragonesa. El salón principal del restaurante es una gran estancia de maderas nobles que bien podría pasar por el comedor de un castillo, además afuera cuenta con una extensísima terraza en la que puedes salir a tomar una copa. Las vistas desde la terraza ofrecen una visión interior de todo el parador y del valle de Valdonsella. La comida en el parador fue muy agradable y el servicio nos dejó plenamente satisfechos.

ETstudio-7Al salir del restaurante nos llamó la atención unas vitrinas que había con una serie de fotografías y recuerdos de una película que se rodó en la villa hace bastantes años, La vaquilla nacional, de Berlanga.

ETstudio-8

La villa

Después de comer rescatamos a nuestros perretes y nos dispusimos a recorrer las empinadas callejuelas de la villa en busca de un baño de historia. Todo el pueblo tiene exactamente el mismo tipo de arquitectura y hasta el mínimo detalle está cuidado para que parezca que estamos viajando a la Edad Media, además la propia orografía de Sos hace que el acceso para vehículos sea muy complicado por lo que la mayoría de las calles son peatonales.

ETstudio-16Accedemos a la ciudad fortificada a través del Portal de la Reina, una de las siete entradas principales. El portal fue amurallado en el siglo XIII por orden de Alfonso III y forma parte de las murallas defensivas de la ciudad. El portal además está unida a una torre defensiva. Todos los portales de la ciudad toman su nombre en función de hacia donde se dirigen como el portal de Zaragoza o el de Levante, los únicos en que esto no se cumple es con el de la Reina y el del Mudo.

El Portal de la Reina tiene este nombre debido a que seguramente fue por aquí por donde entró en la villa la reina consorte de Navarra y aragón Juana Enríquez, madre de Fernando II el Católico. Juana viajó a proposito hasta Sos desde Navarra para que su hijo, el futuro rey, naciera en Aragón. Uno de sus principales deseos era el de ver a Fernando II casado con Isabel de Castilla, deseo que no pudo cumplir debido a que murió unos años antes por cáncer de mama.

La torre fortificada tiene una piedra con una inscripción que hicieron los soldados franceses durante la guerra de Independencia en la que se lee “Mierda para los voluntarios de Mina” en francés y refiriéndose a las tropas navarras de Espoz y Mina.

ETstudio-18A medida que vamos descubriendo Sos nos quedamos más sorprendidos de su belleza, es un auténtico laberinto de callejuelas empedradas cuesta arriba en las que no parece que haya pasado el tiempo. Me imagino en otra época a la multitud abarrotando la plaza mientras el pregonero real se encaramaba a un balcón y gritaba que el rey de Aragón había nacido. Las noticias de la buena nueva debieron correr por el viento a través de los callejones y después a lo largo y ancho del valle en todas direcciones. ¿que debió sentir esa humilde gente cuando, con el paso de los años, descubrieran que su pueblo no había visto nacer a un rey más, si no a uno de los reyes más grandes de la historia de Europa.

Hay multitud de iconos que hacen mención a la familia real como por ejemplo, los escudos, los emblemas o incluso la firma del rey Juan Carlos I en una de las plazas en la placa donde pone el nombre de la plaza. Si algo tiene Sos, es historia. 

ETstudio-10Entre callejón y callejón vamos ganando altura poco a poco y a cada llanura una pequeña plazoleta se abre con casas de lo más vario pintas alrededor.

Otro de los alicientes que tiene la ciudad para los más cinéfilos es, como he mencionado anteriormente, que la ciudad ha servido como escenario para varios largometrajes como la Vaquilla Nacional de Berlanga o San Ignacio de Loyola. Pues bien, existe una ruta del cine por la villa en la cual iremos visitando los distintos escenarios e incluso encontramos en una terraza las típicas sillas del director con el nombre grabado. Estas sillas están fabricadas en bronce por el escultor José Luis Fernández, las podemos encontrar en muchos rincones del pueblo y en total hay unas 12. Junto a cada silla hay una escultura de la claqueta en las que hay inscritas las mejores frases de la película. Realmente el rodaje de la película supuso un gran empujón para el turismo en el valle.

ETstudio-14Otra de las cosas que también llaman mucho la atención es el nombre de algunas de sus calles que reciben el nombre de los elementos de la tierra: viento, agua, fuego…

ETstudio-11ETstudio-19A medida que ascendemos por las empinadas calles se va asomando en lo más alto de la peña, la Torre del Homenaje a la Iglesia de San Esteban. Esta torre está situada en lo más alto de la Peña Feliciana y son últimos vestigios de la antigua fortaleza. La antigua fortaleza estaba construida en madera pero poco a poco, fueron sustituyendo esos materiales por piedra. Hoy en día lo único que queda es la restaurada torre.

En la parte más alta del promontorio tenemos unas inmejorables vistas de todo el valle y de la propia villa, si nos asomamos por las murallas se ven todos los tejados de las casas y sobresaliendo entre todos, el campanario de la iglesia de San Esteban. La Iglesia es una auténtica pasada y en su interior encontramos una cripta que data de finales del siglo XI que es sin duda su parte más antigua. La iglesia está formada por tres edificios; la cripta, la iglesia y el claustro. En la cripta encontramos unas pinturas murales góticas que de seguro os dejarán impresionados. En la iglesia se guarda una pila bautismal del siglo VIII en la que fue bautizado Fernando el Católico.

ETstudio-15

Sin duda Sos del Rey Católico es uno de esos pueblos de España que hacen diferente a nuestro país, un pueblo castizo, con historias legendarias, de mitos y leyendas y conservada en el tiempo como ninguna otra. Hay muchísimo que descubrir como los siete portales, la plaza de la villa, el ayuntamiento, la Lonja medieval, el colegio Isidoro Gil del siglo XVIII, barrio de la judería, el monasterio,  el palacio de Sada (donde nació Fernando II) apenas estuvimos allí 3 o 4 horas por lo que no nos dio tiempo a visitarlo todo pero seguro que pronto volveremos y podremos actualizar esta entrada.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.