Ruta por la cresta del Fraile, tocando el cielo en el Xorret del Catí Alicante / Comunidad Valenciana / España / Rutas

Rodeado de cimas de más de mil metros, existe un valle escondido, un valle profundo y frondoso donde la vegetación es dueña absoluta y donde crece fuerte y arraigada a una tierra que vio nacer. Es un valle frío y sombrío, tanto que el Sol, apenas tiene unas pocas horas para calentarlo en su cíclico viaje por la bóveda celeste.

panoramica cresta del fraileEl despeñador con 1261 m, el Cid 1127 m, la sierra de Castalla 1115 m y por encima de todas ellas el Maigmó con sus 1296 m de altitud forman un gran circo de abruptos barrancos y afiladas aristas que hacen del acceso al valle, una auténtica odisea. Si alguien sabe esto bien son, como no podía ser de otra manera, los ciclistas. El Xorret del Catí es un auténtico icono a nivel nacional para todos los seguidores de este gran deporte. Con su acceso al valle de más de 4 km y desniveles del 22%, ha sido en numerosas ocasiones, final de etapa en la Vuelta ciclista a España.

ciclista vuelta a españa xorret del catiEl Xorret del catí pertenece al Parque natural del Maigmó donde lugares tan emblemáticos como la propia cima del Maigmó, el Balcón de Alicante, las Antenas o el propio Xorret hacen de este lugar el estandarte de Alicante.

La vegetación original de la zona eran grandes bosques de carrascas las cuales han ido cediendo terreno al pino carrasco, aunque si ascendemos a las cotas más altas aún quedan largas extensiones de este árbol-arbusto tan magnífico y a la vez tan poco apreciado. Tan nuestro como el mar y que cada vez es menos frecuente. Un gran error, por supuesto, ya que al ser la especie autóctona aguanta perfectamente el clima mediterráneo y las sequías estivales. Además se ahorrarían grandes problemas como la plaga de procesionaria que vivimos hoy en día que afecta sobre todo a los pinos.

Rodeado de naturaleza, en lo más profundo, un hotel estacional sirve como alojamiento a la multitud de turistas que visitan cada año este lugar. Por desgracia, lleva cerrado al publico desde el 1 de Enero de 2013 esperando una inyección económica que nunca llega. En sus alrededores, una gran zona recreativa acoge a los visitantes cada fin de semana con multitud de servicios como zona de acampada, cabañas, refugio, zona de barbacoas, aseos… y como atractivos, las mejores rutas en mountain bike, la via ferrata de la Cresta del Fraile, un rocódromo aunque temporalmente fuera de servicio y varios senderos de pequeño y largo recorrido por las zonas mejor conservadas. Más información sobre alojamiento en la web oficial Zona recreativa Xorret del Catí

hotel xorret del catiEl acceso al Xorret del Catí no es sencillo, de hecho el día que hice esta ruta me perdí y acabe en la cima de las Antenas con el Maigmó al frente. El acceso más utilizado es el de Castalla, si venimos desde Alicante por la autovía de Alcoy A7 encontramos la salida en la propia Castalla. Desde el pueblo hay que buscar la carretera CV-817 y continuar recto. Otra posibilidad aunque más liosa es la salida junto a una estación de servicio Repsol. Desde aquí el camino puede volverse un poco lioso si no se conoce bien la zona ya que hay que atravesar una carretera con muchas casas de campo hasta llegar a la carretera comarcal CV-817. Enseguida veréis como sube la carretera hasta su punto más alto para después volver a bajar hasta llegar al propio hotel. Junto al hotel y en toda la zona recreativa existen multitud de aparcamientos.

La ruta de la Cresta del Fraile es una ruta bastante larga y dura, yo tardé en torno a 4 h y media en completarla aunque he de decir y como más tarde relataré que me perdí. Creo que no es muy aconsejable realizar esta ruta con niños ya que aparte de ser durilla algunos tramos son un poco complicados.

camino a la cresta del fraileComenzamos nuestra ruta en el parking del hotel y tan solo hay que cruzar la carretera para acceder a un amplio camino de tierra que nos acercará hacia la cresta. Enseguida divisamos toda la cresta que se extiende durante 6 kilómetros como un gran frontón calizo a lo largo de todo el valle. La ruta empieza muy suave e iluso de mí, no sabía lo que se me venía encima.

refugio xorret del catiEn nuestro ascenso llegamos a una explanada donde se sitúa una de las cabañas más grandes, con una capacidad de 6 personas esta cabaña de nueva construcción dispone de todas las comodidades. A partir de aquí el camino deja paso a un sendero mucho más estrecho que sube en fuerte pendiente entre pinos y arbustos, la subida a medida que vamos ascendiendo se hace más tediosa. El desnivel cada vez es mayor y el sendero es bastante resbaladizo. Si echamos la vista atrás vemos cómo vamos ganando altura a cada paso y entre la frondosidad de la vegetación atisbamos la silueta del valle. Poco a poco llegamos hasta la cima de la cresta y enseguida encontramos un nuevo sendero, a nuestra derecha otra subida nos acercará a la cima del Despeñador y hacia la izquierda la ruta continua por encima de la cresta.

paredes cresta del fraileDespués volveremos sobre nuestros pasos, pero ahora es momento de atacar la cima del Despeñador y casi sin esfuerzo llegamos hasta el vértice geodésico a 1261 metros de altura. Este es un vértice geodésico de tercer orden, lo que significa que dista de sus hermanos entre 5 y 10 km. La cima no tiene mayor complicación y la vistas, como siempre, son un regalo de la naturaleza. Cada ascensión y cada cima coronada, da igual su altura, es un nuevo logro en mi vida que me hace sentir radiante. Llevo mucho tiempo escuchando la llamada de las montañas.

cima del despenyadorVolviendo al principio retomamos el sendero que nos hará caminar en el filo de la cresta durante varios kilómetros. Aquí fue donde me perdí, esto es muy importante, cuando retomemos el sendero habrá como una bifurcación a derecha e izquierda. Sin saberlo, tomé el de la izquierda hasta que me di cuenta de que el camino se alejaba demasiado de la ruta. Entonces fue cuando cometí el segundo error, decidí que si tal vez salía del camino e intentaba cruzar el bosque en línea recta sería más fácil llegar hasta el otro camino. Cuando quise darme cuenta me encontraba bajando por un barranco dirección al Puntal, y en medio de carrascas tan frondosas que interrumpían el paso hacia cualquier lado. Me vi forzado a retroceder sobre mis pasos e intentar ganar altura de nuevo hacia la cresta, y es que es tan fácil desorientarse en la montaña que a veces da miedo. Finalmente y después de casi una hora, muchos rasguños, impotencia e ira alcancé de nuevo el punto más alto y retomé el descenso hacia el valle del Xorret. No tardé mucho en encontrar de nuevo el sendero que me llevaría por el borde de la cresta.

ETstudio-7A partir de aquí se puede decir que regresé a la civilización, y es que en momentos así el sendero más tortuoso es una gran esperanza. Durante más de 5 kilómetros caminaremos por aquí, en la parte más alta de la cresta y siempre lo más cerca del borde posible, pues así la ruta lo exige.

A los pocos minutos nos encontramos con la zona de la vía ferrata y una indicación para volver hacia el Xorret o por el contrario continuar dirección al Pantanet, nuestro lejano destino. De nuevo, volvemos a coronar un nuevo pico, el Pico del Fraile a 1137 metros sobre el nivel del mar. La ruta por la cresta es apasionante, tenemos que imaginarnos la dirección del sendero, las afiladas rocas que salen del suelo crean lo que a nuestros ojos parecen caminos pero que en realidad no es más que el capricho de la montaña. Hay que tener bastante cuidado ya que los peligros son del todo variados; podemos tropezar y caernos por el precipicio por ejemplo, o caernos y cortarnos por las afiladas cuchillas… no sé hay para elegir.

hito cresta del fraile y el cidComo velando por nuestras almas, cada varios cientos de metros nos encontramos con los conocidos “hitos” o “apachetas” montones de piedras en equilibrio que señalan el camino. Esta tradición es tan antiguo como el propio hombre y es común en todas las civilizaciones del mundo. Los antiguos indios americanos las utilizaban para señalar lugares donde la caza era buena, o un posible refugio o para marcar los senderos. En España en concreto creo que llevan con nosotros desde el principio ya que desde bien pequeño las recuerdo.

hito pequeño cresta del fraileEn la península ibérica su tradición está muy arraigada, en Portugal se las conoce como Moledros y cada piedra representa a un soldado. Cuenta la leyenda que si te llevas una piedra, por la noche esta volverá por si sola al montículo, y que si la dejas debajo de la almohada se te aparecerá el soldado por unos breves instantes para después regresar a su pila. En España, la leyenda varía enormemente de unos lugares a otros, por ejemplo en Huesca la leyenda hace referencia a una historia de una aldea que asolada por la peste acabó con toda la población excepto dos ancianas que lograron escapar. Encontrando cobijo en Adahuesca y como muestra de gratitud decidieron donar la sierra a esta población y a cambio pidieron que una vez al año se les honrara. Sus tumbas se encuentran bajo estos túmulos y cada 20 de mayo los habitantes de esta población acuden en romería, y tras la misa, el sacerdote tira una nueva piedra y la gente lo llena todo de flores.

barranco cresta del fraileEn algunos tramos el sendero es muy fácil de seguir pero en otros hay que tener un poco de cuidado ya que da la impresión que el camino desciende y se aleja de la cresta, no debemos continuar por ahí, siempre hay que ir lo más cerca del borde que nos sea posible. De lo contrario, nos veremos atrapados en un bucle de subir y bajar y subir y bajar que acabará de hacernos polvo.

Qué maravilla de vistas las que nos acompañan en esta ruta, desde aquí prácticamente lo vemos todo. La espectacular rambla de Pusa a nuestra derecha con antiguas tierras de labranza y la Silla del Cid en el horizonte; a nuestra izquierda el pina nuestra izquierda el pináculo del Maigmó, cumbre de este parque natural, el Xorret del Catí a nuestros pies y toda la gran franja mediterránea desde Denia hasta Orihuela. Si el día está despejado, las vistas no tienen fin.

vistas desde cresta del fraileCasi sin darnos cuenta, poco a poco hemos ido descendiendo desde la altura máxima del Despeñador hasta los apenas 900 metros en los que nos encontramos, aquí la Cresta del Fraile ha llegado casi a su fin atravesada por un cañón seco excavado por un río que ya no existe. En otra época, esto debía ser un gran espectáculo. Aquí nos encontramos con un descenso resbaladizo sobre una pedrera hasta llegar al lecho del río a 730 metros de altitud.

rambla cresta del fraileEsto es el barranco del Badallet y nuestro camino va río arriba hacia el conocido Pantanet. La verdad es que esperaba encontrar alguna pequeña poza, pero el verano de 2015 en Alicante fue algo inédito y con un invierno inusualmente primaveral y sin inguna precipitación, no son más que espejismos. No tardamos mucho en llegar hasta la pared de la presa. El Pantanet es otra muestra patrimonial alicantina que data de 1680. Otra valiosa pieza arquitectónica, completamente olvidada. Se construyó para aprovechar las avenidas de agua de los barrancos y así poder regar toda su zona de influencia. En 1720 quedó completamente en desuso. Hoy un pequeño hilillo de agua cae moviéndose entre pequeñas acequias. La pared de la presa es de 14 metros.

presa pantanet xorret del catiUna vez hayamos superado la presa, hay que subir por su lado izquierdo por una rampa, llegaremos a una zona bastante llana donde nos encontraremos con la carretera de Petrer a Castalla. Aquí tan solo hay que cruzar al otro lado a lo que es una rambla y caminar unos poco metros por el cauce, aquí enseguida habrá que tomar el sendero de nuestra derecha que sube montaña arriba pero “hacia nuestra derecha” ya que hay otro que va en dirección contraria. Veremos que iremos ascendiendo poco a poco por un sendero hasta enlazar con un camino un poco más ancho. Este camino viene directamente de la carretera por lo que también podéis tomarlo desde allí.

Este camino poco a poco irá tomando anchura hasta que se convierta en un camino forestal, desde aquí alcanzaremos una nueva cota en el Alto del Ponce a unos 920 metros de altitud. Las vistas desde aquí son inmejorables con una panorámica que abarca casi todas las montañas de nuestro alrededor como el Cid, a Sierra de Castalla o el Maigmó.

el cid montañaAl poco una grata sorpresa, vemos en mitad del camino un puesto de vigilancia de los guardabosques, fabricado en madera y pintado de color verde, este puesto avanzado vela por la protección del Parque Natural. Las vistas abarcan todo el parque haciendo así la tarea de vigilancia más efectiva. Este parque es una auténtica joya y a veces me da miedo que en uno de nuestros veranos vaya algún desgraciado, y aunque sea por imprudente,  provoque una desgracia.

puesto vigilancia xorret del catiContinuamos por nuestro camino cada vez más cerca de nuestro destino, a estas horas el cansancio ya se hace notar, y mucho. Nuestra siguiente parada es la ermita de la Purísima. Esta ermita situada en plena naturaleza tiene unas grandes vistas de todo el valle; su origen, aunque incierto, posiblemente sea del siglo XVII. Perteneciente al término municipal de Petrer, tiene una gran importancia para la gente local y desde el año 1994 se celebra todos los años una romería en honor a San Jaime. Hasta hace relativamente poco tiempo la ermita se encontraba en un estado de semiruina, pero se procedió a su restauración en mampostería y argamasa de yeso. Lamentablemente la ermita estaba cerrada y no fue posible la visita a su interior.

ermita la purisima xorret del catiDespués de pasar la ermita, llegamos a una zona de bancales bastante amplia en la que podemos ver de nuevo la Cresta del Fraile, es un alivio saber que, después de 4 horas de caminata estamos a punto de llegar. El último tramo vuelve a pertenecer al área recreativa del Xorret del Catí, donde vemos una serie de estanques y merenderos donde se puede pasar una buena mañana en familia. Está muy bien cuidado, y además, encontramos plantaciones de árboles autóctonos bastante curiosos con un cartelito con su nombre. Esta zona está de nuevo bastante frecuentada, aunque cuando yo pasé era un poco tarde y solo había una familia. De todas maneras es un sitio muy recomendable para pasar el rato en familia y disfrutar de la naturaleza.

estanques xorret del catiDespués de unos 14 km y más de 4 horas y media de ruta al fin llegábamos de nuevo al coche, estamos radiantes aunque muy agotados. Esto es una megaruta con todas sus letras, no decepciona en ningún moemento; y no solo eso, sino que además, cada tramos tiene cosas únicas que ofrecernos. Desde la coronación del pico Despeñador, hasta el camino por las ramblas pasando por toda la cresta es una experiencia única en la que nos encontramos completamente aislados del mundo y tomamos contacto con nuestro yo interno.

Es una ruta que recomiendo encarecidamente a todo aquel que le guste la aventura y tenga un mínimo de forma física. Por el contrario, no es nada recomendable hacerla con niños ni personas que no estén acostumbradas a la montaña. Es una ruta muy larga y dura, en la que además hay que sortear bastantes obstáculos y caminar siempre con cien ojos para no tropezar.

FICHA TÉCNICA
DISTANCIA: 14,09  km
DESNIVEL ACUMULADO: 988 m
TIEMPO: 4 h y 24 min.  
DIFICULTAD FÍSICA: Moderado, fuerte subida al inicio y sendero por la cresta bastante largo con muchos cambios de ritmo.
DIFICULTAD TÉCNICA: Moderada, el sendero por la cresta se hace en algunos tramos comprometido.
SUPERFICIE: Sendero y camino forestal.
PUNTOS DE HIDRATACIÓN Y AVITUALLAMIENTO: No

cresta del fraile

DESCARGAR TRACK WIKILOC

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.