Castillo de Balmoral, el hogar de la reina Victoria Escocia / Europa

En el mes de Julio de 2015 realizamos una ruta por una zona no tan conocida de las Highlands como es su zona más oriental, se trata del Parque Nacional de los Cairngorms.

Esta fue nuestra II Gran Ruta de las Highlands de 4 días, comenzando por el castillo de Dunnottar en las inmediaciones de la ciudad de Aberdeen.

Después de nuestra visita a Dunnottar y de que los elementos se volvieran en nuestra contra, teniendo que salir casi a la carrera, nos montamos en el coche y pusimos rumbo hacia Balmoral pasando por Ballater.

DCIM101GOPRO

Está a una hora y media en coche a través de carreteras nacionales, pero esa tarde estaba lloviendo como nunca he visto llover en este país. Tal era así que se hacia, en ocasiones, casi imposible el circular. Es increíble que un país en el que llueve tanto las infraestructuras estén tan poco preparadas, las cunetas de la carretera estaban completamente anegadas, cuando pasabas con el coche saltaba una gran cortina de agua al parabrisas que, durante unos segundos, te dejaba con cero visibilidad. Llegó un momento en el que realmente llegué a pensar que podríamos habernos salido de la carretera.

IMG_4173

Después de un buen rato conduciendo llegamos al pueblo de Ballater, es muy conocido y recibe a miles de turistas cada año aunque realmente no entiendo muy bien el porque, a parte de su iglesia, es un pueblo que poco más tiene que ofrecer. Una de las grandes diferencias que encuentro entre los pueblos españoles y los escoceses es, que los pueblos escoceses, no los considero pueblos del todo. A pesar de muchas veces el aspecto medieval de algunos de sus edificios más representativos, véase iglesias, algún castillo, torres… El resto del pueblo parece totalmente inmerso en el siglo XXI; quiero decir, las casas no son viejas, las calles no están empedradas, los tejados no están hundidos con el paso de los años, no existen callejuelas por las que nunca cabría un coche… Sus gentes son gentes de ciudad, acostumbrados a ver turistas todos los años y de cualquier parte del mundo, además muy pocos de estos pueblos se quedan aislados con los temporales como muchos de los pueblos de montaña de España.

El pueblo de Balllater no tiene mucho que ofrecer, tipicas casitas inglesas con un río que pasa cerca del pueblo y la tipica iglesia. Seguía lloviznando y aunque aún quedaban muchas horas para la noche, apenas quedaba luz. Decidimos continuar el camino y buscar algun lugar para acampar, como ya comenté en la Gran Ruta de las Highlands I, una de las buenísimas cosas que tiene Escocia, es que puedes acampar en cualquier sitio y encender una buena hoguera. LLegamos a un lugar que parecía el sitio pefecto. Había que atravesar una propiedad privada, dejar el coche a un lado y cruzar un gran puente de piedra. Al otro lado había un bosque y encontramos un lugar resguardados por el muro que formaba el puente. Aunque dudabamos un poco, debido a que realmente no sabíamos si podíamos estar ahí, decidimos empezar a montar la tienda.

Pero, no pasaron ni diez minutos cuándo una gran masa de mosquitos furiosos y hambrientos comenzaron a revolotear a nuestro alrededor en un incesante zumbido que a duras penas nos dejaba respirar. Era algo horrible, se colaban por todos lados y su número no hacía más que aumentar. Había que salir de allí, cuanto antes.

DCIM101GOPRO

Después de dar vueltas por la carretera río arriba y río abajo, ya con un poco de mal humor debido al fracaso y que cada vez era más tarde, encontramos un pequeño camino que se internaba por un pequeño bosquecillo. El camino lleva hasta unas casas y después a mano derecha se convierte en un camino de tierra y piedras que sube por una colina. Un poco desesperados lo seguimos y llegamos hasta un lugar que enseguida cambio nuestros ánimos. A mano derecha todo bosque de plantación de pino para las empresas maderedas, a la izquierda amplios prados con montañas al fondo. El camino sigue su curso durante algunos kilómetros hasta volver a la carretera de nuevo, pero creo que esa salida está cerrada. El lugar era perfecto, por un lado tenía todo lo que necesitábamos, una mullida alfombra de hierba, resguardados del viento por  los árboles, montañas al fondo dibujando el horizonte…

DCIM101GOPRO

Bajamos del coche y lo primero que hicimos fue buscar un lugar para plantar la tienda, una vez que encontramos el mejor sitio, el siguiente paso era asegurarnos de que no había mosquitos. Nos quedamos quietos en el sitio esperando a ver que pasaba, e ingenuos de nosotros pensamos, que al no haber un río cerca seguramente no habría. Al principio solo aparecieron uno o dos por lo que después de unos pocos minutos empezamos a traer todas las cosas.

No habíamos ni levantado la tienda cuando de nuevo nos estaban acribillando. Era una desesperación, ya no sabíamos ni que hacer y lo único que deseabamos era volver a casa.
Pero entonces recordé que los mosquitos y la fauna en general no eran amigos del fuego. Nos pusimos a buscar leña seca, tarea imposible en este pais, íbamos cubiertos de ropa hasta arriba intentando huir de los molestos insectos.
Conseguimos juntar un poco de ramas secas, multitud de palos y sobre todo lo que nos salvo la vida, ramas de pino tan amarillas que prendían como el papel.
En cuanto empezó a salir humo,  los mosquitos que ya casi habían logrado echarnos de allí también, huyeron hasta quedarnos totalmente solos. Era increíble, habíamos logrado deshacernos de ellos en el último momento. A partir de ahí ya todo cambio definitivamente.
Siempre con la hoguera viva, pudimos acabar de montar la tienda, hinchar los colchones, abrir los sacos… Todo eran risas. Por la noche hervimos un poco de pasta en el fuego y descansamos tranquilos.

CASTILLO DE BALMORAL

IMG_4314-EditLa mañana amaneció fría y lluviosa, algo con lo que debéis contar todos y cada uno de los días que paséis en las tierras altas de Escocia; como recomendación, para dormir debéis traer sacos de campaña; si no tenéis, buscar el Decathlon de Edimburgo y haceros con unos. Las mantas no os servirán de nada ya que lo importante es estar aislado de la humedad del suelo, y aquí el suelo siempre está empapado.

IMG_4282El día iba a ser bastante tranquilo, por la mañana visita al castillo de Balmoral y por la tarde un paseo por el pueblo de Braemar.

IMG_4317El castillo de Balmoral nos dejó del todo atónitos, sin duda es el castillo más majestuoso que he visto hasta el momento. Además es un castillo con todas sus letras, una gran torre, fotificado y con grandes jardines alrededor. Pero el castillo de Balmoral va más allá, Balmoral no solo tiene jardines a su alrededor, donde terminan los jardines empiezan las colinas, y las colinas están pobladas con pinos caledonios hasta donde alcanza la vista. La mayor reserva de este árbol en toda Gran Bretaña.

IMG_4294La historia del castillo de Balmoral se remonta a 1390, aunque por aquella época poco o nada tenía que ver con el actual. No fue hasta 1848 cuando la reina Victoria lo adquirió y lo reconstruyó hasta como se aprecia hoy día. Se trata de la residencia de verano de la familia real británica y la Reina pasa al menos dos o tres semanas aquí todos los años y le tiene un gran cariño. Este castillo a diferencia de lo que se puede pensar no pertenece a la corona como algo ”público” sino que es estrictamente privado. De ahí la razón por la que la visita al interior no es posible.

A la entrada de Balmoral existe un gran aparcamiento gratuito, desde aquí nos acercaremos andando hasta la entrada principal. El precio de la entrada lo podéis encontrar abajo y el Membership Historical Scotland no incluye esta visita.

Adults – £11.00
Seniors / Students – £10.00
Children (5 to 16 years) – £5.00
Family Ticket (2 adults and up to 4 children) – £28.50

IMG_4287Una vez comprados los tickets podréis elegir entre montar en una especie de trenecillo arrastrado por un coche que os llevará hasta el interior del castillo, o por el contrario y como hicimos nosotros, caminar. Recomiendo caminar para contemplar la grandeza de los dominios de este gran castillo. Pasearéis por una carretera únicamente transitada por los trabajadores del castillo. Los árboles a los lados de las carretera son dignos de admirar, se elevan fuertes e imponentes formando un sombrío bosque a ambos lados de la carretera.

El primer edificio que os encontraréis es donde podréis conseguir la audio guía en español, aunque habrá que dejar un depósito de 5 GBP.

Una vez que nos hayamos hecho con nuestra audio guía comenzarán a explicarnos un poco la historia del castillo y sobre todo, la visita se centrará en la vida de la reina Victoria I y su esposo.

IMG_4290La mayor parte del recorrido esta cerrado al público, por lo que no será posible visitar su interior salvo una pequeña sala de exposiciones de la familia y un salón.

La corona británica se diferencia bastante de la española, aquí la propiedades son suyas y no del Estado o de la corona como institución. De hecho, la reina tiene un patrimonio tal, que llega a tener tierras a lo largo y ancho del globo como en Canada o Nueva Zelanda.

IMG_4323-EditLa reina Victoria I después de adquirir Balmoral, decidió que era demasiado pequeño para las nuevas funciones previstas y lo mando derribar y volver a construir con una arquitectura más propia de la realeza.

Después de la muerte del principe Alberto en 1861, la reina Victoria pasó largos periodos en Balmoral. El castillo de Balmoral fue la cuna de la reina Victoria Eugenia de España, esposa de el rey Alfonso XIII, y nieta de la reina Victoria.

Al parecer, aquí se encontraban disfrutando de unos días de vacaciones los jóvenes príncipes Guillermo y Enrique cuándo su madre, la princesa Diana de Gales, falleció en el trágico accidente de tráfico en Paris.

IMG_4367-EditLa visita a los jardines es sin duda lo mejor de todo, delante de la fachada principal hay una enorme explanada de césped y desde el final de esta se puede apreciar todo el edificio con una panorámica inmejorable. Justo aquí se encuentra la casita del jardinero, casita por decir algo, ya que se trata de todo un chalet con porche incluido. Existe una gran zona de invernaderos debidamente cubiertos con plásticos para el cultivo de las mejores y más vistosas flores para que así cuando su majestad venga de vacaciones este todo esplendoroso.

IMG_4354-EditLa cantidad de gente que trabaja en Balmoral es algo escalofriante, tal es así que están obligados a vivir dentro del terreno del castillo. Aunque parezca un gran derroche de dinero, y lo es, seguro que el mantenimiento de un lugar así es de varios cientos de miles de libras a la semana, lo cierto es que la gente está bastante contenta ya que da mucho trabajo a los aldeanos. En la audio guía cuentan que la vida en el castillo es como la vida en una ciudad en la cual pueden hacer de todo.

IMG_4355Detrás del castillo se encuentra el río Dee, un gran río que baja caudaloso de las montañas y que sirve como límite de la propiedad. Por aquí hay un paseo y se puede acceder a la orilla para refrescarse.

IMG_4305-EditLa visita al castillo se puede hacer perfectamente con perros ya que la reina es una gran amante de los animales y su perro, es conocido por sus travesuras por todos los trabajadores. Así que si viajais con vuestros amigos aquí será uno de los lugares en los que mejor seréis recibidos.

IMG_4403Los alrededores de Balmoral comprenden nada más y nada menos que 50 000 hectáreas, en su mayoría formadas por colinas de brezo. Además también tiene una zona formada por 6000 hectáreas en torno al loch Muik y Lochnagar que es una reserva natural. Toda esta zona está poblada de una gran cantidad de ciervos por lo que aquí la caza es algo bastante popular.

A parte de la vista al castillo también se pueden hacer otras actividades como la pesca, rutas con guía o excursiones en todoterreno por dentro del valle. Estas actividades hay que contratarlas con tiempo en la página oficial de la residencia Castillo de Balmoral.

IMG_4418-EditAunque nosotros no la hicimos, hay aquí una ruta recomendada al Lochnagar, un maravilloso lago situado a los pies de una montaña de unos 1200 metros.

La aventura continuaba en la II Gran Ruta de las Highlands en los alrededores del pueblecito de Braemar, continuando por el pueblo paralelos al río Dee, una carretera nos mostrará otra zona con unos paisajes más que impresionantes.

Aunque el plato fuerte sería al día siguiente con la ruta por el corazón de los Cairngorms hacia uno de sus lagos más remotos, Loch Einich.

 

Comentarios