La ruta del agua de Sella. Un paseo entre molinos. Alicante / Comunidad Valenciana / España / Rutas

Bajo la falda de la Aitana se sitúa un pequeño pueblecito de interior; enclavado en un valle fluvial, rodeado de afiladas crestas y del indiscutible techo de Alicante, Sella es tan antiguo como la propia historia. Sus primeros pobladores se remontan nada más y nada menos que a la más antigua prehistoria. Como testimonio de esta mirada milenaria, nuestros antepasados nos dejaron sus pinturas, que a sus ojos, nos enseñan cómo era el mundo  de entonces. Estas pinturas se encuentran en la Font de l’Arc, habrá que investigar un poco más a fondo para ver en que estado se encuentran.

IMG_3689
Sin duda el momento de mayor auge del municipio fue durante la invasión musulmana de la península, donde con las avanzadas técnicas de agricultura y regadío, lo árabes supieron explotar el entorno. Prueba de ello son la multitud de molinos, acequias y demás canalizaciones que forman un complejo laberinto por todo el valle.

Con la reconquista, Sella mantuvo su población de origen musulmán hasta el año 1609, cuándo finalmente fueron expulsados todos los moriscos y Sella se quedó completamente deshabitada durante varios años. Los actuales antepasados de los habitantes del pueblo son en su mayoría de origen balear y de la huerta de Alicante que vieron una oportunidad de futuro en todos los pueblos deshabitados de la provincia en general.

IMG_3663La ruta del agua de Sella es una muestra de cómo a través de la ingeniería de la época, se aprovechaba hasta el último litro de agua y de cómo apenas hemos avanzado en los últimos 700 años con respecto al aprovechamiento de este bien tan preciado y a la vez tan escaso en el Levante.

La ruta comienza en el cementerio del pueblo y hay muchos sitios donde podemos aparcar, pero sobre todo en el pueblo hay un gran aparcamiento. El comienzo de la ruta discurre por una carretera asfaltada aunque poco transitada junto al barranc de l’Arc. Aproximadamente a 1 km del inicio IMG_3661encontramos un cruce con un cartel en el centro con varias indicaciones a la derecha, ese será nuestro camino a seguir. A partir de este momento casi nos podemos olvidar del tráfico rodado.

IMG_3664Nuestro primer punto de interés es el Pont de l’Alcàntara, desde donde disfrutaremos de unas increíbles vistas de el Puig Campana, la Aitana y todas las sierras de alrededor.IMG_3668-Editar Todo esto forma parte del barranc de l’Arc. Aquí encontramos la primera de las fuentes de nuestro recorrido, a través de una galería sale una lámina de agua clara que desemboca en el Toll de l’Alcàntara. Toda este agua está destinada al regadío de los cultivos, el agua se ve clara y pura para el poco caudal que tiene, posiblemente provenga de algún acuífero interior.

IMG_3671 El toll se caracteriza sobre todo por sus aguas azul turquesa aunque tan turbias que ni siquiera se atisba una idea de su profundidad. No creo que sea un buen sitio para darnos un baño. En esta zona hay, además, una zona recreativa con merenderos.

IMG_3665-EditarAhora la carretera da un giro de 180 grados y regresamos en dirección contraria por el otro lado del barranc de l’Arc, pronto nos encontraremos un cruce que habrá que seguir por el camino más cercano al río, desde donde una gran panorámica del pueblo y de la huerta nos acompañará casi todo el camino. Aquí, al estar en una zona más sombría, vemos que la vegetación es un poco más abundante y que el pino y los algarrobos comienzan a aparecer formando muchos tramos con buenas sombras.

IMG_3678Al cabo de un par de kilómetros por fin abandonaremos el asfalto para seguir por un pequeño sendero que empieza a descender por el margen del barranco, las vistas que nos ofrece el camino desde aquí nos encantan, la ladera del barranco excavada en terrazas desde la parte más alta hasta lo más profundo del barranco. Almendros, olivos, algarrobos… toda una colección de árboles cultivados siguiendo una tradición de miles de años.

IMG_3688 Pero como siempre, también se puede ver como el abandono de las zonas rurales ha hecho mella y se ven muchas casas de campo en estado de ruina, durante todo el siglo XIX y XX ha sido una norma el abandono de los pueblos en un éxodo a las ciudades y a las zonas de costa en busca de una vida mejor. Esto ha provocado que la población en nuestros pueblos haya envejecido de sobremanera y que poco a poco vayan quedando despoblados. Por suerte, parece que en pleno siglo XXI esto está cambiando y la gente más joven trata de volver a sus orígenes en busca de una vida más sana lejos de mundanal ruido.

IMG_3682Llegando a la parte más cercana al río, descubrimos lo que es uno de los puntos con mayor interés del recorrido, el Molí d’Alvaro. Este molino pertenece a un extranjero afincado en el pueblo que ha restaurado completamente el edificio y la verdad que ha hecho un gran trabajo. Por otro lado, he de decir que es bastante antipático y en todo momento te hará saber que estás en su propiedad.

IMG_3684En el lecho del río, hay otro Toll, este un poco más grande que anterior y en el que varios patos disfrutan tranquilamente de su baño al sol del Mediterráneo.

El camino por aquí se ensancha y salimos del molino junto a una hilera de chopos a ambos lados. Al final del camino, el Salt por el que en fechas de abundantes lluvias salta el agua llenando todo de vida, está prácticamente seco. Las acequias reconducen el agua hacia el molino y demás campos de cultivo y toda el agua casi desaparece del cauce original.

IMG_3687De vuelta a nuestra ruta el camino vuelve a ascender por la ladera norte del barranco para regresar al publo, lo malo de este punto es que al final del camino, nos encontramos con la carretera de acceso a Sella y el tráfico es bastante denso, además hay muchas curvas por lo que hay que andarse con ojo. En una de las últimas curvas antes de llegar a la entrada del pueblo, encontramos el antiguo puente que conectaba el valle con el municipio y por el cual también pasa el río. Es posible llegar hasta la Font Major, muy conocida y muy aconsejable de visitar, aunque a nosotros no nos dio tiempo. Por suerte vivimos cerca y seguro volveremos.

IMG_3690-EditarComo conclusión final, he de decir que el paseo es muy agradable. Varios paneles informativos te van contando la historia de cómo era la vida en la antigüedad y las vistas son muy bonitas. El paseo es muy tranquilo y es perfecto para hacerlo en familia e incluso con niños pequeños. Feliz de haber descubierto este lugar en una zona tan familiar para mí lo comparto con vosotros para que todos podamos disfrutar de este magnífico lugar en el que vivimos.

FICHA TÉCNICA
DISTANCIA: 7  km
DESNIVEL ACUMULADO: 58 m
TIEMPO: 2 h y 30 min  
DIFICULTAD FÍSICA: Muy fácil, perfecta para hacerla en familia.
DIFICULTAD TÉCNICA: Muy fácil.
SUPERFICIE: Camino asfaltado, sendero y finalmente carretera, aquí hay que andar con cuidado.
PUNTOS DE HIDRATACIÓN Y AVITUALLAMIENTO: No.
sella agua
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.