24 horas en Bruselas Belgica / Bruselas / Europa


edificios clasicos bruselas

Nada mejor que galerias comercio bruselasun viaje de negocios para conocer una ciudad, aunque solo disponía de un día para poder escaparme fue más que suficiente para hacerme una idea general y bastante precisa de como es la capital de Europa. Fue sorprendente comprobar que en realidad y a pesar de no ser muy grande en tamaño se trata de una gran metrópolis. La combinación de lo clásico con lo moderno queda perfectamente reflejado en cada rincón de la ciudad, puedes estar contemplando una catedral de mas de 500 años y asomando por detrás un edificio de oficinas de cristal. Es una ciudad con muchísima vida, desde la gran cantidad de turistas del centro, a la gran cantidad de gente de negocios de todos los paises del mundo en el llamado Barrio Europeo. La ciudad fue una muy grata sorpresa que disfruté cada instante y a la que pienso volver para conocer en mayor profundidad.

Llegué al aeropuerto a las 9 de la mañana desde Edimburgo, aquí el cambio ya fue radical de entrada, en apenas hora y media pasé de 13º a 25º con el Sol brillando en el cielo. La mejor forma de viajar al centro de la ciudad es sin duda el tren, el precio del billete esta en torno a los 12 € y te deja en la estación central. Lo primero era ir al hotel a dejar la maleta y poder ir libremente. El hotel se encuentra en pleno centro en la Rue Midi  se llama Bedford Conference Hotel, un hotel bastante moderno con habitaciones reformadas y por unos 100 € la noche. El hotel se encuentra a 5 minutos andando de la Plaza Grande.

centro de bruselasNada más salir del hotel un mural en la fachada de un edificio me recordó algo, Bélgica es la patria de Tintín y de otros muchos tebeos, existe una gran cantidad de fachadas pintadas como la viñeta de un cómic en honor a todos los grandes personajes. Además otra de las cosas que me encantó fue ver que había un montón de tiendas de cómics por las calles.

flores jardin centro de bruselas

LA PLAZA GRANDE

Tiene la fayuntamiento de bruselasama de ser la plaza más bonita del mundo y desde luego que atributos no le faltan y es patrimonio mundial de la Unesco desde 1998. Rodeada por el ayuntamiento, los gremios y la casa del Rey hace que su riqueza ornamental supere a cualquier otra. Durante el mes de Agosto de los años pares, una gran alfombra floral cubre todo el suelo de la plaza creando un gran tapiz con plantas de todos los colores.

El origen de la plaza fue un mercado en el siglo XII que fue creciendo y compitiendo con el de otras ciudades vecinas, en el año 1695 la plaza fue bombardeada por las tropas francesas de Luis XIV y quedó destruida casi en su totalidad desapareciendo también la mayoría de los edificios medievales.

El ayuntamiento que data del siglo XV es el único testigo de la arquitectura medieval de la plaza. En la parte central se alza una torre de 96 metros de altura que fue construida años más tarde en estilo gótico y tiene arriba una estatua de el arcángel San Miguel, patrón de Bruselas, venciendo al Diablo.

Entre los edificios que rodean a la plaza destaca también la casa del Rey, un edificio que data del siglo XII y que antiguamente se utilizaba para vender pan, aunque más tarde pasó a tener unas funciones administrativas hasta llegar a convertirse en la casa del Rey de España Carlos V que la mandó reconstruir en un estilo gótico tardío. Hoy en día alberga el museo de la ciudad.

casa del rey de españa bruselas

LA CATEDRAL DE SAN MIGUEL

Después de quedarme impresionado por esta maravilla arquitectónica que es un tesoro para los europeos me aventuré por las callejuelas en dirección a la Catedral de San Miguel, la catedral de la ciudad. Su origen se remonta al siglo X cuándo no era más que una pequeña iglesia. Poco a poco durante el transcurso de los años la iglesia fue creciendo y cambiando, como en 1226 que el rey Enrique II mandó construir una colegiata gótica que se terminaría en en siglo XV

catedral de bruselas

Se trata de una fabulosa obra que bien le puede hacer sombra a la Catedral de Notre Dame, y es que el parecido entre las dos es enorme.

El interior de la catedral es menos sorprendente que su exterior, esta formado por una gran nave principal con mucho espacio y con el techo a gran altura. Tiene doce columnas con estatuas de los doce apóstoles. Una de las cosas que más me gustaron fue el órgano que se encuentra en lo alto de la nave.

organo catedral de bruselasDentro de la catedral también se encuentra el mausoleo en honor al héroe nacional Fréderic de Mérode muerto en combate en la revolución de 1830.

Orientada al Este encontramos la Capilla de Nuestra Señora de la Liberación. Construida por petición de la infanta de España Isabel Clara Eugenia hija de Felipe II que se había casado con el archiduque Alberto de Austria, fue terminada en 1649.

estatua papa catedral de bruselas

Salí de la catedral y debía ser aproximadamente mediodía, mi intención era ir acercándome cada vez más al Barrio Europeo para poder ver las instituciones. Muy cerca de la catedral se encuentra una gran avenida, la Rue Royale, que pasa por al lado del Palacio Real, el Parque de Bruselas y en cuyo extremo se encuentra el jardín botánico. Se trata de una moderna avenida por la que pasa el tranvía lo cual es ideal para desplazarse de punta a punta, su precio unos 2,40 €.

El Parque de Bruselas, frente al palacio no es nada especial que no se pueda encontrar en cualquier ciudad del mundo, una gran fuente y muchos árboles, algo realmente necesario en un día de calor como aquel. Mucha gente sentada en la hierba disfrutando de un día de verano y otros haciendo un poco de running, esta ciudad es bastante aficionada a este deporte.

El Palacio Real se encuentra justo en uno de los extremos del parque y aunque no es tan espectacular como otros, no está nada mal. Su estilo me recuerda mucho al estilo típico de los palacios de París.

palacio real de bruselas

LA RUE ROYALE

Si continuamos por la Rue Royale justo hacia el extremo contrario, al Norte, nos dirigiremos hacia el Jardín Botánico, un edificio de gran belleza situado en pleno centro que es como un oasis entre tanto edificio y monumento. No he estado en demasiados jardines botánicos, de hecho, creo que solo he estado en el de Edimburgo, pero he de decir que este es una maravilla. El contraste del verde de las plantas y los arboles con el gris del cemento y de lo clásico con lo más moderno como los rascacielos de cristal al fondo hacen de este lugar y de esta ciudad como ya he comentado anteriormente algo único. Es una ciudad de grandes contrastes y que para nada aborrecerás.

jardin botanico de bruselas

El jardín comenzó a construirse a finales del siglo XVIII cuándo surgió el interés por algunas plantas de origen exótico, este lugar fue elegido para tal fin debido a que se trataba de una zona boscosa, con bastante agua y con buena temperatura. Se trata de un remanso de paz en medio del ajetreo diario de una ciudad como esta.

jardin botanico de bruselasy rascacielos

Aún me quedaba muchísimo por ver por lo que decidí no entrar dentro de los jardines y proseguir mi marcha hasta el final de la avenida. Bruselas tiene muchísimo que ofrecer y la cantidad de monumentos y edificios emblemáticos es enorme por lo que mi primera visita no estuvo mal pero hay que conocerla en mayor profundidad.

La Columna del Congreso se encuentra en la Plaza del Congreso que está justo al lado del Jardín Botánico, conmemora la formación del estado de Bélgica y la constitución de 1830, en su extremo se encuentra una estatua del rey Leopoldo I de Bélgica y en la base una llama eterna como símbolo de libertad.

La avenida termina en una plazoleta donde se encuentra la Iglesia de Santa María con una gran bóveda central, a partir de aqcolumna del congreso bruselasuí la calle comienza a ir cuesta abajo hacia otras zonas de la ciudad. Si hubiera tenido más tiempo seguro que hubiera continuado a ver a donde me llevaba esta nueva zona por descubrir, pero desafortunadamente no tenía mucho tiempo así que quedará pendiente para una próxima visita.

Justo aquí hay una parada del tranvía que utilicé para deshacer el camino recorrido y volver a los jardines del palacio real para tomar así la avenida que me llevaría hacia el Barrio Europeo. Como he comentado antes el precio del billete esta en torno a los 2,40 € y hay que comprarle el billete directamente al conductor.

Me bajé del tranvía y continué mi camino hacia la zona más moderna de esta gran ciudad. Se trata de una larga calle, a Rue de Loi, de una sola dirección que poco a poco va tomando un aspecto mucho más moderno hasta que llega un momento en el que te das cuenta que el estilo ha cambiado radicalmente.

iglesia de santa maria bruselas

EL BARRIO EUROPEO

avenida barrio europeo

La época en la que fui a Bruselas fue justo el momento en el que se estaba debatiendo la salida final de Grecia del Euro, pero no una de tantas veces que se especulaba con la posibilidad, si no la vez que Syriza gobernaba el país y decidieron consultar al pueblo mediante referéndum para que  los ciudadanos decidiesen si aceptaban las condiciones de los acreedores o por el contrario la renegociación.. El ambiente que se respiraba era de inevitable nerviosismo y preocupación.

El que el pueblo griego esté plantando cara a Alemania me parece algo histórico y de lo que todos los países del Sur de Europa saldremos beneficiados. Los gobernantes griegos han llevado al país a la ruina, de eso no cabe duda, solo el mentir en cuanto al PIB y las cuentas del estado para poder entrar en el Euro a hundido al país en la más profunda de las miserias. Quizá también el hecho de que la edad de jubilación sea a los 62 o el tema de las pensiones sean temas a revisar con urgencia tenga mucho que ver con la actual situación. Pero las políticas de austeridad dictadas desde Berlín no les han ayudado a resolver sus problemas si no que les ha empobrecido más aún. Creo que los acreedores también tienen parte de responsabilidad y que deberían asumir que como en toda inversión, existe un riesgo al impago.

banderas de europa bruselas

En el tiempo en que escribí el párrafo anterior y este el referéndum se ha celebrado y el NO ha sido claro vencedor. Hoy es Domingo, mañana despertaré con el desplome de las bolsas en los principales mercados europeos, el miedo, la inestabilidad del euro y el posible abandono de Grecia del Euro hará temblar los cimientos de la Unión Europea.

Mañana Tsiripas volará a primera hora en dirección a Bruselas, sabiendo que cuenta con el respaldo de su pueblo, dispuesto a renegociar los términos de como se va a devolver la deuda.  Por supuesto que buscará un acuerdo, Grecia es la primera interesada en llegar a un acuerdo, pero su posición será bastante más fuerte. Desde luego que vivimos tiempos convulsos, a toda generación le toca vivir los suyos, y lo que está pasando es historia viva. Historia viva de como se forjaron y consolidaron los Estados Unidos de Europa.

Finalmente y a pesar del apoyo del pueblo, han aceptado todas las condiciones desde la primera hasta la última. ¿De que ha servido el referéndum? ¿Se siente el pueblo traicionado? Como siempre, nuestro destino se decide en despachos cerrados y los ciudadanos poco tenemos que decir.

La visita a las instituciones europeas era algo que realmente llevaba mucho tiempo queriendo hacer, me considero totalmente proeuropeo y creo que Europa como nación, a pesar de todas las diferencias que existen entre todos los miembros, es un orgullo. A pesar de que en estos momentos parezca algo muy difícil de conseguir, siempre pongo como ejemplo a EEUU, lo que son hoy día les ha costado 150 años y una guerra civil. Europa solo esta al principio del camino. Creo que es una idea muy hermosa, cada nación en sí tiene un grandioso pasado en común y la diferencia de culturas y lenguas no hace otra cosa que enriquecernos.

Para llegar deberéis dirigiros por la Rue de Loi hacia el Este desde el Parque de Bruselas. Toda una serie de modernos edificios dispersos a lo largo de varias manzanas en cuyo interior se toman decisiones que nos afectan a todos los ciudadanos y de cuyo resultado dependerá nuestro futuro para bien o para mal. El ajetreo es incesante, cientos de personas encorbatadas transcurren por sus calles a la vez que decenas de vehículos de alta gama circulan por sus carreteras.
Paseando pparque de bruselasor la calle que nos lleva al corazón del barrio el primer edificio que encontramos es un alto edificio de cristal de la comisión europea. Al principio me defraudo un poco ya que me esperaba algo mucho más ostentoso, pero que equivocado estaba, este no era mas que el principio de lo que iba a ver. A medida que mas me iba adentrando mas sorprendido quedaba.
El siguiente edificio es un edificio mucho más antiguo, tiene forma de L y tiene una pequeña plazoleta a sus pies delimitado por varias banderas de Europa. El contraste con las pequeñas casitas situadas justo enfrente hace resaltar las diferencias entre lo antiguo y lo moderno. Ninguno de estos edificios está abierto al público.
La verdad es que sin mapa ni información previa me encontraba totalmente perdido, no sabia donde ir, no sabia donde podía entrar ni que representaba cada edificio. Al principio fue un poco desesperante pero nada mejor que investigar e ir conociendo el terreno por uno mismo.

edificio union europeaCrucé la calle, una amplia avenida, totalmente desorientado hasta que de pronto algo llamó mi atención, unos periodistas corrían apresurados hacia una zona que aún no había visitado. Decidí seguirlos, baje por unas escaleras y cuando me asomé por la barandilla, encontré justamente lo que yo siempre había imaginado de esta ciudad. Un edificio se alzaba majestuoso, cientos de cristales azules reflejaban el cielo en todas sus ventanas. Abajo un pequeño jardín y una entrada que daba a un hall como el de los hoteles para que los coches puedan dejar en la puerta a sus pasajeros. Decenas de periodistas de todos lo medios internacionales se agolpaban esperando ansiosos a que llegara alguien importante.

Crucé la calle, una amplia avenida, totalmente desorientado hasta que de pronto algo llamó mi atención, unos periodistas corrían apresurados hacia una zona que aún no había visitado. Decidí seguirlos, baje por unas escaleras y cuando me asomé por la barandilla, encontré justamente lo que yo siempre había imaginado de esta ciudad. Un edificio se alzaba majestuoso, cientos de cristales azules reflejaban el cielo en todas sus ventanas. Abajo un pequeño jardín y una entrada que daba a un hall como el de los hoteles para que los coches puedan dejar en la puerta a sus pasajeros. Decenas de periodistas de todos lo medios internacionales se agolpaban esperando ansiosos a que llegara alguien importante.

La eministro de guindos en bruselasscena era digna de ver, resulta que todo lo que se ve por las noticias ocurre de verdad en algún sitio, quizá sea un ignorante en esto al no haber vivido nunca en una capital europea, no estoy nada acostumbrado a conocer famosos ni a ver a la prensa.

Bajé por las escaleras hasta la calle intentando acercarme lo mas posible al centro del meollo, esperando que en cualquier momento se me acercara un gorila para interrumpirme el paso. De pronto, unos gritos llaman mi atención, – ¡Señor de Guindos! ¡Una pregunta por favor!- El ministro de economía español se acababa de bajar de uno de los coches oficiales y toda la prensa española le estaba esperando. A penas me encontraba a unos tres metros de él, no podía escuchar muy bien que es lo que decía pero seguro que el tema de conversación giraba en torno a lo que ocurría con Grecia. Estuve unos pocos minutos contemplando la escena y cuando De Guindos se despidió y entró en el edificio continúe mi camino hacia la búsqueda del Hemiciclo.entrada principal parlamento europeo

Sin duda, el edificio más increíble de todos, el Hemiciclo realmente me dejo impresionado. El edificio ocupa una manzana entera, por atrás hay un parque y por delante una enorme plaza. Llegué al edificio por su parte trasera, aquí es donde debéis venir para conseguir los tickets de entrada. Un pequeño grupo de personas estaba sentadas en un pequeño muro de cemento, me acerqué a la entrada y una mujer muy amable, era la encargada de informar a los turistas y repartir los tickets, me dijo que para conseguir el ticket de entrada debería esperar media hora y después otra media hora para comenzar la visita. Al parecer hay dos pases, uno a las 10h y otro a las 15h. Es totalmente gratuito.

Aún tenía mucho tiempo por delante así que aproveché para dar un paseo por el parque Leopold, si os pasa como a mí, es lo mejor para matar el tiempo.

pedazo del muro de berlin en bruselasEn la entrada de la visita al hemiciclo hay un pedazo del muro de Berlín como homenaje, y así está inscrito, a todos los pueblos que hayan sufrido la dictadura de sus gobiernos y a todas les víctimas de la tiranía

Por fin llegó la hora, al principio hay que pasar un security point donde está terminalmente prohibido tomar fotografías. En el hall principal nos darán nuestra audio guía en español y comenzará la visita, dura en torno a media hora.

En la parte central todas las banderas de los distintos estados miembros nos dan la bienvenida, detrás, una enorme escultura de acero. La escultura es una obra que representa las raíces de las distintas culturas y como se entrelazan entre sí. La visita continua subiendo con un ascensor para contemplar la escultura desde el tercer piso, aquí la guía nos comenta un poco cual es la función principal del hemiciclo, que tipo de decisiones se toman en su interior… Después entramos por unas puertas que nos trasladan a una zona en alto como si fuera un graderío desde donde podemos ver el hemiciclo en toda su inmensidad. Si tenéis suerte podréis asistir a una sesión en directo, imagino que para ello deberéis conseguir el pase de las 10 de la mañana.

El Parlamento Europeo es la institución que representa directamente a los ciudadanos de la Unión y que junto a la Comisión Europea y el Consejo de la Unión Europea ejerce la función legislativa. Esta compuesta por 751 diputados y es uno de los legisladores más poderosos del mundo; después de la India, representa el mayor electorado democrático del mundo. El parlamento es considerado la primera institución de la Unión Europea.hemiciclo bruselasAquí es donde uno realmente es consciente de lo que significa que 27 países completamente diferentes los unos de los otros hagan política común. El hemiciclo está rodeado de pequeñas habitaciones de cristal en la cual se encuentran los interpretes. 24 son las lenguas oficiales de la Unión Europea, cada eurodiputado se dirige a la cámara en su propio idioma y los intérpretes se encargan de traducir simultáneamente a todos los idiomas para que así todos los presentes puedan seguir el debate. No me puedo imaginar como se puede llevar acabo tan titánica labor, es digno e reconocimiento. Como curiosidad, existen otras lenguas no oficiales como el catalán, el euskera, el valenciano y el gallego que aunque no están al mismo nivel de uso que el castellano si que han sido reconocidas por la Unión Europea como lenguas en las cuales los ciudadanos se podrán dirigir a las instituciones y que los dictámenes del defensor del pueblo deberá traducir si así lo requiere el demandante. Esto ha sido gracias a que el Estado Español ha luchado por que se les reconozca como lenguas oficiales a nivel europeo y que después de varias negativas al final se ha conseguido. En cambio, Reino Unido, con lenguas dentro de sus territorio diferentes al ingles no ha querido pedir lo mismo.

En la audio guía podrás ver quien son los eurodiputados de cada uno de las países miembros, ver a que partido pertenece y acceder a mucha más información.

plaza principal parlamento europeoCuando salí de la visita fui a ver la parte delantera del parlamento, conforma una gran plaza donde el azul de las cristaleras y el gris del hormigón son el color predominante. Un poquito mas adelante esta la plaza de Luxemburgo, eran casi las cuatro de la tarde estaba muerto de hambre así que entre en un barecillo que hacia esquina, es un sitio muy acogedor, la barra del bar es circular y encima tiene una gran campana como las de las destilerías.

ATOMIUM

Después de una estupenda comida, reemprendí la visita y decidí dirigirme al famoso Atomium. La historia del Atomium se remonta a 1958 cuando el arquitecto André Waterkein la construyó para la Expo. Es una reproducción de una molecula de cristal de hierro y en principio solo iba a estar 6 meses, pero la afluencia de curiosos hizo que se conservara y más aún, que se convirtiera en todo un símbolo de la capital belga.welcome atomiumPara llegar hasta el Atomium hay que coger desde el Parlamento el metro numero 6 en la estación de Troone hasta el parque Heysel. Después de casi media hora en el metro por fin había llegado. El parque está situado a las afueras de la ciudad en un lugar bastante alejado de cualquier cosa.

bolas atomiumLa verdad es que los belgas insisten mucho en que el Atomium es su Torre Eiffel pero bastante alejadode la realidad, ni la localización ni la estructura en sí se pueden comparar, y eso que no soy ningún fan de la Torre Eiffel. La impresión general que me llevé del Atomium fue un poco de estado de abandono. A pesar de ser muy turístico, lo primero que encuentras al llegar es un aparcamiento. La gran estructura se ve desde lo lejos conforme vas llegando en el tren así que no es difícil encontrarla. Se encuentra en medio de una gran avenida en la que realmente no hay nada mas salvo algún árbol. Sinceramente, la estructura es fea y lo que hay alrededor más aún. Luego el que la entrada cueste 11 euros tampoco ayuda, 6 a los niños.

Un poco decepcionado decidí entrar para conocer un poco más a fondo el lugar, ya habían cerrado, se supone que el horario es de 10 am a 6 pm pero a las 5 y media ya habían cerrado. Por lo que he leído, por dentro coges un ascensor que te lleva a la esfera más alta desde donde se puede contemplar todo el parque Heysel. Por dentro son todo pasillos en los que se pueden observar algunos de los inventos más revolucionarios de los últimos tiempos como la impresora 3D.

Con un sabor un poco amargo me dirigí hacia el observatorio astronómico, este iba a ser el plato fuerte de la visita pero también estaba cerrado. El edificio, también bastante feo que ni siquiera parece lo que es. Caminé un poco mas por la zona para ver que más podría ofrecerme pero cansado de perder el tiempo, decidí volver a la ciudad y ver cosas mucho más bonitas. De nuevo al metro otra media hora. Creo que si disponéis de poco tiempo para visitar Bruselas, el Atomium lo podéis pasar por alto, hay cosas muchos más fascinantes. Ya no hablemos si lo que estáis es planeando una ruta por toda Bélgica y estáis dudando entre visitar el Atomium o viajar a otro pueblecito.

CENAR EN EL BARRIO LATINO

De nuevo en el centro de las ciudad me dispuse a conocer un poco mas la zona de alrededor de la Plaza Gande.teatro marionetas bruselasHay muchísimas callejuelas con muchísimo ambiente porlas que perderse. Algunas de ellas por las que caminareis con dificultad. Se trata de calles con restaurantes a un lado y a otro con mesas en la calle en las que los camareros se os abalanzaran para que os sentéis. El plato estrella en Bruselas son los mejillones, también podréis encontrar multitud de mariscos y de arroces. De hecho, en muchos sitios veréis como plato estrella un tipo de paella pero con arroz más caldoso.

Cualquiera de estos sitios sirve una comida exquisita de sabores totalmente mediterráneos y en cuanto al precio para ser pleno centro no está mal.

En uno de los callejones había una entrada en la que se accede a una casa que es un pub, lo curioso de este lugar es que a su vez también es teatro de marionetas y está todo ambientado con estos simpáticos muñecos.

bares barrio latino bruselasLa cena fue con un compañero del trabajo con el que había quedado sobre las 9 antes de vernos al día siguiente, entre unas cosas y otras la cena se alargó hasta casi las 12 de la noche y de vuelta al hotel, en una de las calles, había un ambientado así que decidimos sentarnos en una terracita a tomarnos un Gin-tonic. Resultó que todos los bares eran de ambiente y que además estaban de celebración porque era la semana del orgullo así que al parecer allí éramos todo hombres. En cuanto al Gin-tonic, dejo bastante que desear ya que al genio del barman se le ocurrió servirlo con pepinillos matando así todo el sabor.

Al día siguiente ya solo quedaba reunión de negocios porla mañana para por la tarde coger un avión de vuelta a Escocia. Como no, Ryanair no vuela a aeropuertos principales, por lo que tuve que desplazarme hasta el aeropuerto de Charleroi a 76 km de Bruselas. El taxi cuesta 112 € y es lo más barato que encontrareis si queréis desplazaros en este cómodo medio de transporte.

24 horas nunca son suficientes para conocer ninguna ciudad, pero dieron mucho de sí. Bruselas me encantó; lo tiene todo, lo viejo y lo nuevo, la tranquilidad y el ajetreo, la ruta de cómic es una pasada y los edificios son genuinos. La plaza grande hace honor a su nombre y el barrio europeo me fascinó. Otro lugar al que seguro volveré.

En cuanto a Europa, tal vez deberíamos, solo para empezar, votar en unas elecciones generales europeas a un presidente que nos represente; que el 9 de Mayo, día de Europa, sea festivo y que lo sintamos como algo nuestro; y luego, claro está, todo lo relacionado a la unión fiscal y bancaria. Las instituciones deberían trabajar para mostrarse más cercano al ciudadano, ver que Europa no es tan solo una idea que nos suena a unos burócratas encorbatados que se reúnen de vez en cuándo en un pequeño país. Para que Europa funcione debemos sentirnos parte de esta idea, percibir que es algo bueno, que estamos construyendo un sueño en un continente que jamás a conocido la paz durante más de 40 años seguidos. Estamos aquí y vamos a demostrarle al mundo porqué somos la cuna de la civilización.image

 

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.