Cuillins-Camasunary Escocia / Rutas / Skye

Junto con la ruta del día anterior este es el gran plato fuerte de Skye, la ruta que nosotros hicimos no es la mas habitual y aunque lleva bastante tiempo hemos de decir que es totalmente imprescindible recorrerla de la misma manera si queréis disfrutar de Skye en todo su esplendor.

La ruta comienza en el pueblo de Elgol antes de la última gran bajada que hay hasta la costa, veréis que a mano derecha hay una pequeña carreterita que se desvía pero que acaba en una casa, ese es el inicio de la ruta. La ruta nos llevará desde este pueblo bordeando la costa por los acantilados hasta la gran playa de Camasunary.

Es un pequeño sendero que comienza amablemente por entre praderas y lomas de cesped con unas magníficas vistas de toda la costa con sus acantilados con las Cuillins Mountains como telón de fondo. Es algo increíble y difícil de olvidar.

Tuvimos la enorme suerte de que el día salió totalmente soleado y pudimos disfrutarlo al máximo.

La distancia a recorrer en tiempo por este sendero desde que salís del pueblo de Elgol hasta que lleguéis a Camasunary es de aproximadamente unas 2h y media o 3h.

Poco a poco el sendero se va haciendo mas estrecho a medida que los acantilados se hacen más altos, aunque no es extremadamente peligroso si que hay que tener especial cuidado en alguno de sus tramos ya que un traspiés puede ser mortal. También hay que tener especial cuidado si viajamos con nuestro perro porque como en todo el Reino Unido, las ovejas y las cabras campan a sus anchas.

La primera parada será una pequeña bahía a poco mas de la mitad del camino, aquí podremos refrescarnos un poco con un pequeño chorro de agua que resbala por una pared de rocas, que aunque no debéis beber de ella si que está bien para dar de beber a los animales y mojarnos la cabeza un poco. Aquí nos llevamos una sorpresa cuando vimos que alguien se había entretenido en hacer unos grandes círculos de piedras concéntricos con la calavera de un macho cabrío en el centro. La verdad es que creyente o no, impone. Nosotros decidimos no tocarlo y simplemente sacar unas cuantas fotos.

Al cabo de unos veinte minutos habréis llegado a la playa de Camasunary, a mí me fascinó, una playa totalmente inaccesible con coche que la mayoría de la gente solo contempla desde un barco a lo lejos.

Es una playa inmensa, si llegáis con la marea baja, tendréis la sensación de que podéis llegar andando hasta alta mar. El arena, las rocas y las grandes montañas, algo difícil de olvidar. Donde termina el arena, empieza el césped, y donde termina el césped, comienza la roca. Estáis en un paraíso natural, y enseguida lo sabréis; con el atardecer, cuando el sol comienza a despedirse y todo se torna de color naranja y rojo, los animales bajan hasta la llanura para pastar y beber. Nosotros tuvimos la suerte de ver una familia de ciervos paseando tranquilamente.

No creo que haya mucha gente por allí, y los que haya serán excursionistas. La primera casa que hay debéis saber que es un refugio en el que podréis pasar la noche si os apetece.

Una vez aquí la posibilidades son infinitas, desde un paseo por la playa hasta escalar las cumbres que nos rodean.

Si se sigue el río al final se llegará hasta Loch na Creitheach, toda esta zona esta muy bien para acampar al ser bastante llana. Si cruzamos el río y seguimos hacia el Oeste habrá que bordear la falda del primer pico y al girar nos encontraremos de frente con Loch Coruisk, la zona mas inaccesible de todo Skye por no decir de todo Reino Unido.

Si caminamos por la orilla de la playa hasta su otro extremo os estaréis acercando a los dominios del Loch Coruisk siempre bajo la atenta mirada de los picos mas elevados de las Cuillins.

La tarde empezaba a caer y la noche se nos echaba encima, decidimos regresar por el camino de Kilmarie hasta la carretera que llega a Elgol, es un camino muy pedregoso que os sacará del valle y os devolverá a la civilización. El problema será que una vez en la carretera habrá que caminar unas 3 o 4 millas hasta volver donde tenemos aparcado el coche. Esto fue lo que nos pasó a nosotros, y el camino de vuelta se hizo duro, hacia frío y estaba granizando. Además toda esa zona es un páramo por lo que creeréis que os habéis perdido en el desierto.

El final de la aventura fue, hartos de caminar hacer autostop. Un tractorista que iba en dirección
contraria a la nuestra nos dijo que si continuábamos durante dos o tres millas mas llegaríamos. Dijo que el volvería en media hora y que si nos veía se llevaría al conductor. Mejor que eso fue lo que pasó, un coche nos paró con una chica que decía ser la hija de tractorista, muy amable se ofreció a llevarnos a uno de los dos a por el coche ya que llevamos cuatro perros…

Así terminó nuestra aventura en esta magnífica tierra que al principio no nos pareció gran cosa, pero de la que salimos completamente satisfechos.Mi conclusión final es que efectivamente la isla de Skye es de visita obligada. Todo dependerá después del tipo de cosas que quieras ver, si te gusta la aventura, es tu sitio.

 

FICHA TÉCNICA
DISTANCIA: 15,89 km
DESNIVEL ACUMULADO: 184 m
TIEMPO: 7h
DIFICULTAD FÍSICA: Moderado, la ruta es bastante larga.
DIFICULTAD TÉCNICA: Baja, senderos bien delimitados en todo momento, en algunos tramos se camina al borde de los acantilados por lo que hay que tener más cuidado.
SUPERFICIE: Sendero estrecho y ancho para volver
PUNTOS DE HIDRATACIÓN Y AVITUALLAMIENTO: No

Captura de pantalla 2015-07-20 a la(s) 01.34.45

DESCARGAR TRACK WIKILOC

 

Comentarios